Algunas ideas para fracasar con gracia

FAIL

Gastón Ramos comentaba, a raíz de mi Informe de fracasos, que querría practicar la idea de fracasar con gracia, pero que no se lo ocurrían formas de hacerlo. Este es mi caso también, es una de las revelaciones o enseñanzas más importantes de mi experimento con los fracasos: me cuesta fracasar o encontrar acciones destinadas al fracaso.

Recordemos las características de los fracasos anunciados:

  • Tienen un grado alto de incertidumbre.
  • Están relacionadas con algún proyecto o meta o inquietud personal. 
  • Son nuevos. No son fracasos cotidianos, cosas que simplemente no van bien o me hacen fracasar. De estas tengo multitud en mi vida; son fracasos nuevos activos (de hacer, no de no hacer). 
  • Me hacen salir de la zona cómoda. Es decir, requieren esfuerzo, generalmente suponen una cierta incomodidad. Como dicen los marines, “el dolor es la debilidad saliendo del cuerpo”. 
  • Hay una cierta originalidad, incluso diría que son acciones un poco ridículas.
  • Son experimentos de los que puedo aprender algo, tanto si los resultados son los apetecidos como si no. Al ser su grado de incertidumbre alto, cualquier resultado no esperado me hará descubrir algo importante que no sabía. 
  •  Tiene bajo coste o un coste muy limitado. No obstante, el coste psíquico inmediato de la incomodidad o del sufrimiento del ego es alto; no te vas a sentir bien en el corto plazo, pero es probable que un poco después sí, como resultado de haber empujado tus límites un poco más lejos. 

No todos los fracasos buscados han de tener todos los rasgos de arriba, pero muchos de los fracasos a los que me estoy refiriendo tienen varios de ellos. Yo tengo debilidad por los que me hacen salir de la zona cómoda.
Voy a sugerir siete:

  1.  Lees un libro interesante, buscas los datos del autor en Internet y le escribes un correo felicitándole por el libro e invitándole a comer un día de esta semana  para charlar sobre algunas dudas que tienes sobre el libro y para conocerle personalmente.
  2. Estás en la parada del autobús y ves a una chica atractiva a tu lado. Te diriges a ella, le dices, “Hola, soy Minimus; Homo Minimus (o tu apellido; tu nombre y apellido)” y entablas conversación. 
  3. Si eres del tipo de personas que se lo piensa mucho antes de hacer las cosas, decides que en el restaurante hoy pedirás un plato al azar. O bien, si ves un curso interesante sobre una materia de tu gusto, en vez de aplicar la regla de los 7 días de las compras,  decides inscribirte inmediatamente en el curso sin “enconmendarte ni a Dios ni al Diablo”.
  4. Es sábado, en vez de salir con tus amigos vas a una reunión de Citas rápidas y conoces a 10 mujeres en 1 hora y media . 
  5. Se te da mal escribir, crees que no tienes nada que decir, entonces decides abrir un blog en WordPress y te confabulas para escribir durante un mes todos los días en ese blog al menos 750 palabras.
  6. Imagina que deseas aprender algo; por ejemplo, a usar WordPress, fotoshop o técnicas avanzadas de búsqueda de información en Internet. Como has oído que la mejor manera de aprender algo es enseñándolo, pones un anuncio diciendo que das clases muy baratas o bien escribes a todos tus amigos diciendo que vas a enseñar la habilidad elegida a cualquiera de ellos que esté interesado. Conciertas el día y la hora para la primera clase y te pones a aprender a toda prisa la habilidad que vas a enseñar (y que en un principio tú deseabas aprender). 
  7. No escribes comentarios en los blogs que te gustan, porque no crees tener nada que decir. Hoy haces una excepción y escribes una pregunta o  comentario sin intentar ser perfecto, original o genial. Aceptas la incomodidad.

La imaginación es el límite

Artículos de la serie Fracasa más, fracasa con gracia: 

FAILFracasa más, fracasa con gracia
Informe de fracasos al 14.1.13
Ridículum vitae
Mentalidad experimental y sentido del rídiculo
James Altucher y su ridículum vitae
Algunas ideas para fracasar con gracia
Cómo asumir riesgos con inteligencia
El fin justifica los miedos
TonteOrías las justas
El poder de la mediocridad
Revisión final del proyecto aumentar los fracasos
Hiperaprendizaje con primeras versiones de mierda

28 pensamientos en “Algunas ideas para fracasar con gracia

  1. Gastón Ramos

    Genial, muy buen artículo! ahora ya tengo alguna idea de las cosas que puedo hacer, si llego a hacer alguna que no esté en esta lista, lo voy a escribir en mi blog

    Responder
    1. A....

      El que mas dañado sale, es el que hace ese tipo de experimentos, pero cada uno es libre de descarrilar su propio tren, si eso le hace feliz. Lo importante es ser feliz, 😉

      Responder
  2. tiburonblanco00

    Hay muchas cosas que pueden hacerse:
    – Ir a ver una película de las que nunca irías a ver.
    – Hablar un idioma del que conoces pocas palabras cuando tengas la oportunidad.
    – Hacer una foto si nunca la has hecho y subirla a Flickr a ver que opina la gente.
    El ejemplo da igual. Lo único importante es que te des licencia para fracasar, y si lo haces mires a tu ego avergonzado y digas: “que te quede clara una cosa, aquí mando yo”.

    Ah y para S, supongo que es extremadamente cruel acercarte a una desconocida y experimentar a saludarla, puede quedar traumatizada de por vida. Además ¿A que chica se le acerca nadie?.
    Un saludo

    Responder
  3. Flames

    Geniales consejos. Ya iba a preguntar –en el anterior post sobre fracasos– si podías dar ejemplos de fracasos. En este post has colmado mi curiosidad.

    Responder
  4. Pingback: Revisión final del Proyecto Aumentar los fracasos. | Homo Minimus

  5. Pingback: El patio de recreo del diablo | Homo Minimus

  6. Pingback: Quieres ser más feliz: minimaliza tus expectativas | Homo Minimus

  7. Pingback: Proyecto 52: ¿con quién comeremos la próxima semana? | Homo Minimus

  8. Pingback: Cómo asumir riesgos con inteligencia | Homo Minimus

  9. Pingback: Hiperaprendizaje con buenas primeras versiones de mierda | Homo Minimus

  10. Pingback: Fracasa más, fracasa con gracia | Homo Minimus

  11. Pingback: Informe de fracasos al 14.1.13 | Homo Minimus

  12. Pingback: Ridículum Vitae | Homo Minimus

  13. Pingback: Mentalidad experimental y sentido del ridículo | Homo Minimus

  14. Pingback: James Altucher y su Ridículum Vitae | Homo Minimus

  15. Pingback: El fin justifica los miedos | Homo Minimus

  16. Pingback: TonteOrías las justas | Homo Minimus

  17. Pingback: El poder de la mediocridad | Homo Minimus

  18. Pingback: ¿Quieres vivir hasta los cien años? | Homo Minimus

  19. Beatriz

    Hola Como Minimus,

    Acabo de descubrir tu blog, y no suelo escribir comentarios, pero me ha motivado la serie sobre el fracaso, y estoy pensando ponerme con ello, por ejemplo ahora, publicando un comentario a una entrada muy antigua…

    Gracias por un punto de vista enriquecedor, feliz sábado

    Responder

Si comentas recibirás treinta latigazos; si no comentas recibirás treinta latigazos.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s