El fin justifica los miedos

La visión sin ejecución es alucinación.

–Thomas Alva Edison.

Hay cosas que deseamos fervientemente en la vida. Cosas, situaciones, que no existen ahora y que queremos traer a la existencia. No simplemente las deseamos. Las queremos de verdad. El mundo sería mejor si esa situación existiera.

El fin justifica tus miedos

Estoy hablando de cualquier cosa, cualquier situación: un libro, una familia, un ascenso profesional, un negocio en marcha, una invención tecnológica, una nueva casa. Lo que sea.

Repito: el mundo sería mejor si esa cosa, situación, existiera. Y ahora no existe. Ahora existe lo que existe. Estoy donde estoy. Me guste o no. Vivo en la situación actual, vivo en lo que hay a mi alrededor. Me guste o no. Hay cosas que me gustan, cosas que no. Tengo algunos recursos, carezco de otros. Hay ciertas ideas en mi mente; algunas completas, otras a medio hacer. Y muchas emociones.

¿Cuál es el paso siguiente?

El paso siguiente es contemplar la diferencia entre lo que existe y lo que quiero que exista, aunque eso que quiero que exista apenas esté esbozado. No tiene que ser una visión completa, nítida, acabada, perfectamente definida. Basta con que sea una visión suficiente para ilusionarte y moverte a la acción. Y al mismo tiempo asegúrate de que estás percibiendo nítidamente lo que está ocurriendo.

Despréndete de lo que está pasando, olvídate de ello, y tienes una alucinación, una visión que no puedes sostener sobre nada tangible. Despréndete de la visión y limítate a tener los pies en el suelo, y no crearás nada nuevo. Quizá tampoco nada bueno. Sigue igual que ahora.

El creador vive suspendido entre dos mundos: su visión de lo que quiere traer a la existencia, y su aguda percepción de lo que está ocurriendo actualmente. Ambos lados de la ecuación son necesarios y ambos han de mantenerse en la mente al mismo tiempo para generar la tensión creativa necesaria para ponerte en marcha.

¿Y el siguiente paso?

La tensión ya está creada y ahora busca la resolución. Así que haz algo, lo que sea, en la dirección de lo que quieres que exista en tu vida y todavía no existe.

¿Eso es todo?

No, solo es el principio. A un primer paso le sucede otro paso, y otro, y otro… Lo importante es que generes momentum, la fuerza que existe en el movimiento. Te pones en marcha, aumenta tu energía, y esa energía genera más energía. Poco a poco irás cerrando la brecha entre lo que existe y lo que quieres que exista; irás resolviendo la tensión.

¿Basta con dar pasos?

No, no hemos de confundir el movimiento con la acción. Lo que buscamos no es agitación, estar en movimiento sin más, lo que buscamos son acciones-pasos en la dirección correcta. Así que a nuestros pasos unimos pausas en el camino para recobrar fuerzas, para reflexionar sobre lo vivido y para considerar si necesitamos algún cambio de rumbo. A la acción que va resolviendo la tensión, le unimos la estrategia. Y somos estratégicamente flexibles.

Pero no siempre será un camino de rosas, hay obstáculos y a veces experimentamos frustración.

Algunas veces lo que no existe está muy lejos, otras más cerca; a veces es más difícil, a veces menos. Cuando más novedoso sea el proyecto, más grande será el salto al vacío. Y eso genera dudas, temor, miedo. Cuenta con ello.

Pero no me siento preparado, no estoy seguro de tener éxito, no quiero fracasar.

No te sientes preparado. No estás seguro de tener éxito. No quieres fracasar. Bien.

Toma nota de ello. Es lo que estás sintiendo, no hay que negarlo. Esas emociones forman parte de tu realidad actual. El valor no es la ausencia de miedo, sino el actuar a pesar de él. Vive con él. Convive con tus miedos. La teoría del campo de batalla de tu mente te puede ayudar. Puedes seguir actuando a pesar de la falta de confianza, el temor o la baja autoestima.  El foco de la creación está siempre en la obra que queremos crear, no en el creador.

Dolor, dificultades, miedo, frustración. ¿Vale la pena todo esto? ¿No sería mejor que apuntara menos alto?

Eso solo tú lo puedes saber. Tus fines, solo tus fines, justifican tus miedos.

Artículos de la serie Fracasa más, fracasa con gracia: 

FAILFracasa más, fracasa con gracia
Informe de fracasos al 14.1.13
Ridículum vitae
Mentalidad experimental y sentido del rídiculo
James Altucher y su ridículum vitae
Algunas ideas para fracasar con gracia
Cómo asumir riesgos con inteligencia
El fin justifica los miedos
TonteOrías las justas
El poder de la mediocridad
Revisión final del proyecto aumentar los fracasos
Hiperaprendizaje con primeras versiones de mierda

15 pensamientos en “El fin justifica los miedos

  1. Flames

    Estupenda frase que inicia y finaliza el artículo. Y estupenda la frase de Edison. Y estupendo artículo. Me vienen “pal pelo”, como siempre.

    La próxima vez que pongas una foto mía trepando, avísame antes. 😉

    Responder
  2. AprenVida

    De acuerdo con Flames en lo que se refiere al título del artículo. En cuanto a la frase de Edison, hoy sabemos que las “alucinaciones” (en forma de visualización, sin acciones físicas) pueden modificar el cerebro y, de esta forma, afectar al cuerpo, es decir, se convierten en ejecución afectando nuestra realidad tangible en forma de transformaciones físicas.
    Salud-os.

    Responder
  3. Pingback: Hiperaprendizaje con buenas primeras versiones de mierda | Homo Minimus

  4. Pingback: Fracasa más, fracasa con gracia | Homo Minimus

  5. Pingback: Informe de fracasos al 14.1.13 | Homo Minimus

  6. Pingback: Ridículum Vitae | Homo Minimus

  7. Pingback: Mentalidad experimental y sentido del ridículo | Homo Minimus

  8. Pingback: James Altucher y su Ridículum Vitae | Homo Minimus

  9. Pingback: Algunas ideas para fracasar con gracia | Homo Minimus

  10. Pingback: Cómo asumir riesgos con inteligencia | Homo Minimus

  11. Pingback: TonteOrías las justas | Homo Minimus

  12. Pingback: El poder de la mediocridad | Homo Minimus

  13. Pingback: Revisión final del Proyecto Aumentar los fracasos. | Homo Minimus

  14. Pingback: ¿Quieres vivir hasta los cien años? | Homo Minimus

Si comentas recibirás treinta latigazos; si no comentas recibirás treinta latigazos.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s