Informe de fracasos al 14.1.13

Hace más de tres  semanas comencé un experimento de implantación de una regla destinada a aumentar el número de fracasos. Con ella pretendía desarrollar una mentalidad mucho más experimental, salir de la zona cómoda y favorecer la innovación.

Estos son los resultados provisionales hasta el momento:

Informe de fracasos al 14.1.13

En 26 días he obtenido 18 fracasos. Me quedan 10 fracasos más que lograr de aquí al fin del experimento el 22.1.13.

Teniendo en cuenta que me permití un periodo de aclimatación de una semana, los resultados cuantitativos se han mantenido dentro de lo planeado.

Algunas observaciones:

  •  Me ha resultado complicado el encontrar acciones nuevas con un cierto potencial de que salgan mal. No es tan fácil pensar en acciones que me saquen de la zona cómoda, que tengan un cierto grado de incertidumbre y que además estén destinadas a contribuir a mis metas y objetivos.
  • El ritmo de 1 fracaso/día me ha resultado relativamente fácil. No ha supuesto alterar mi ritmo cotidiano de trabajo, ni me ha sometido a demasiado estrés. Supongo que es porque no estoy saliendo  demasiado de la zona cómoda. 
  • Este proyecto me ha vuelto más resolutivo; me lo he pensado menos antes de hacer algunas compras o apuntarme a algunos cursos. Puesto que habitualmente me pienso mucho las cosas antes de actuar, la regla de cometer un fracaso al día me ha ayudado a ser un poco más osado y con ello acelerar el ritmo de aprendizaje. 

Fracaso más –> fracaso más rápido –> obtengo más rápidamente retroalimentación del entorno sobre la calidad de las decisiones tomadas –> fracaso mejor –> el ciclo de aprendizaje se acelera.

  • A lo largo de las semanas me he dado cuenta de que algunos de mis fracasos se parecen bastante; es decir, algunos de esos fracasos eran del mismo tipo. Eran acciones parecidas. Por ejemplo, intentar concertar entrevistas con clientes difíciles a los que anteriormente no “osaba” aproximarme o proponer entrevistas. No creo que esté mal, pues hay algunos tipos de acciones con baja probabilidad de éxito  y que hay que intentar muchas veces antes de que fructifiquen. Es el caso de las ventas o el lanzamiento de nuevos productos.
  • Aunque no esté mal fracasar mucho, es importante fracasar de manera  distinta; a ser posible que los errores sean distintos cada vez. Para ello, he de reflexionar sobre la causa de los fracasos e intentar aprender algo de ellos.
  • He aprendido a no ver las decisiones como acontecimientos aislados, sino como parte de una serie de decisiones parecidas en las que puedo refinar el proceso decisional. Es por ello que siento que puedo arriesgar en decisiones individuales para aumentar la calidad de la decisión en general. Lo que pierdo en una o dos decisiones osadas lo recupero en la calidad de otras acciones y decisiones similares.
  • Como beneficio adicional de esta regla, estoy desarrollando más resiliencia, más tolerancia a la frustración y una actitud más saludable ante los contratiempos que surgen a lo largo de cualquier proyecto personal y profesional.

Tengo por delante 10 días más de fracasos. Hasta el momento el experimento con esta regla de los fracasos está resultando iluminador. Seguiremos informando.

Artículos de la serie Fracasa más, fracasa con gracia: 

FAILFracasa más, fracasa con gracia
Informe de fracasos al 14.1.13
Ridículum vitae
Mentalidad experimental y sentido del rídiculo
James Altucher y su ridículum vitae
Algunas ideas para fracasar con gracia
Cómo asumir riesgos con inteligencia
El fin justifica los miedos
TonteOrías las justas
El poder de la mediocridad
Revisión final del proyecto aumentar los fracasos
Hiperaprendizaje con primeras versiones de mierda

14 pensamientos en “Informe de fracasos al 14.1.13

    1. homominimus Autor de la entrada

      Me comprometo a escribir un artículo esta semana para dar ejemplos de posibles fracasos con los que practicar. Lo he dicho en abstracto, pero hay que concretar.

      ¡Gracias por la aportación!

      Responder
  1. Pingback: Algunas ideas para fracasar con gracia | Homo Minimus

  2. Pingback: Revisión final del Proyecto Aumentar los fracasos. | Homo Minimus

  3. Pingback: Hiperaprendizaje con buenas primeras versiones de mierda | Homo Minimus

  4. Pingback: Fracasa más, fracasa con gracia | Homo Minimus

  5. Pingback: Ridículum Vitae | Homo Minimus

  6. Pingback: Mentalidad experimental y sentido del ridículo | Homo Minimus

  7. Pingback: James Altucher y su Ridículum Vitae | Homo Minimus

  8. Pingback: Cómo asumir riesgos con inteligencia | Homo Minimus

  9. Pingback: El fin justifica los miedos | Homo Minimus

  10. Pingback: TonteOrías las justas | Homo Minimus

  11. Pingback: El poder de la mediocridad | Homo Minimus

  12. Pingback: ¿Quieres vivir hasta los cien años? | Homo Minimus

Si comentas recibirás treinta latigazos; si no comentas recibirás treinta latigazos.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s