Perdonen la interrupción

Llevo casi dos horas trabajando en una cafetería. Hay un grupo de cinco personas delante de mí: cuatro adultos y una niña de unos cuatro años. Los adultos hablan, la niña está neutralizada con un teléfono inteligente (creo que más inteligente o al menos menos insensato que los padres y familiares de la niña). La niña se cansó del teléfono hace una hora o así. Intentó captar varias veces la atención de su abuelo, pero infructuosamente: “Abuelo, abuelo…” ; también la de su madre: ni caso;  finalmente dio una vuelta por el patio de la cafetería. Pocos minutos después volvió al teléfono y ahora,  casi una hora más tarde, habiendo anochecido, sigue enfrascada  y el resplandor del aparato se refleja  en su rostro.

 

niña mirando móvil 2

 

Llamadme exagerado, alarmista o peligroso neoludita,  pero tengo que deciros que creo que estamos en el final de una era y en el principio de otra.

Llamadme insultón y ofensivo, pero el abuelo es un gilipollas integral.

 


amish

 

Todos los artículos de la Serie Neoludismo

 

Homo Mínimus, el superfacha, vota a Vox

15starck-superman

El superfacha no nace, el superfacha se hace

 

 

 

Debo irme ya corriendo

voy a hacer cosas de fachas

Ya sabes, irme a la cueva

y pulir un par de hachas