Fricción

Coefficient of Friction

Criterio de existencia de la realidad del  Dr. Johnson: “La realidad existe porque nos devuelve el golpe”.

El minimalismo existencial o panminimalismo es una aerodinámica de la acción. Implica navegar con gracia y elegancia entre los sucesos del día, aplicar economía de medios para lograr las metas, adaptarse a los imprevistos y las circunstancias atmosféricas internas y externas, y encontrar soluciones rápidas virando y cambiando de rumbo cuando sea necesario. Todo esto  sin perder el paso mientras mantenemos   el centro de gravedad dentro de nosotros   y nos recuperamos rápidamente de los desequilibrios. Para ello es fundamental  gestionar y reducir la fricción.

Carl Von Clausewitz, el estratega prusiano,  la definió así en su De la  guerra:

[…] La fricción resulta el único concepto  que de una forma bastante general corresponde a lo que diferencia la guerra real de la guerra sobre el papel. La maquinaria militar, el ejército, todo lo que le corresponde es sencillo, y por eso parece simple de manejar. Pero debemos tener en cuenta que no hay ninguna parte de esa maquinaria que se componga de una sola pieza, sino que lo componen varias piezas, cada una de las cuales tiene su propia fricción en todas direcciones.

Clausewitz considera el peligro, el agotamiento físico,  el azar y la incertidumbre, como pilares de la fricción. La incertidumbre por falta de información, es lo que en términos militares se llama “niebla de guerra”.

Sustituyamos “guerra” por “vida”, “niebla de guerra” por “niebla de vida” y añadamos algunos términos menos militares. Nuestra adaptación quedaría así:

La fricción resulta el único concepto  que de una forma bastante general corresponde a lo que diferencia la vida real de la vida sobre el papel. El peligro, el cansancio físico, mental y emocional,  y  la incertidumbre generada por las personas y los acontecimientos,  son los elementos fundamentales del estrés y la presión del día a día.

En la vida como en la guerra hay apuestas fuertes, y lo que podemos planear en la sala de mapas, en el puente de mando de nuestra mente cuando todavía no hemos entrado en acción,  va a verse inexorablemente afectado por  la sensación de peligro, la niebla de vida, la tensión de reaccionar y decidir en tiempo real, el estrés y los niveles variables de energía y diversos estados de ánimo que experimentamos durante el día.

La fricción, por lo tanto, es la fuerza que se opone a nuestras intenciones de acuerdo al coeficiente de rozamiento o resistencia que tiene todo lo real.

16 pensamientos en “Fricción

  1. atilox

    Quisiera retomar aquí otra idea que expuse en otro post sacada de la física, y que la voy a relacionar con la fricción. Es la idea de la inercia. Quizá porque somos criaturas de hábitos, creamos a veces conscientemente y otras no, pautas de comportamiento. Dichas pautas acaban teniendo una vida propia, una inercia. Aquí entra la fricción. Si la pauta está consolidado, la fricción podrá temporalmente reducirla, pero no detenerla. Si está poco consolidada, la niebla de vida nos lleva fácilmente a la parálisis. La moraleja sería doble: 1º construir rituales lo bastante sólidos para que resistan las nieblas de vida y 2º Saber que, persistir en los rituales reduce la fricción. En física hay una analogía excelente: El coeficiente de fricción dinámico es menor que el estático –> Una vez sacado un grave del reposo, cuesta menos mantenerlo en movimiento.

    Responder
    1. homominimus Autor de la entrada

      Una vez más has dado con una brillante metáfora. Enhorabuena.

      La inercia es un concepto fundamental en el estudio de la aerodinámica vital. Es la tendencia de un cuerpo (en este caso un ser) a persistir en su estado de movimiento o reposo. Esta inercia puede ser positiva, como en el caso de los rituales(de los que tendremos que hablar próximamente) o negativa, cuando son automatismos no funcionales posiblemente no examinados pero que tienen vida propia y siguen actuando por su cuenta.

      Hay una tendencia en el ser humano a preferir o privilegiar el Status quo, lo que ya conocemos o ya practicamos o ya tenemos. Hemos de conocer esta tendencia para aprovecharla.

      Una vez más, creo que esta idea de la reducción del poder de la fricción a través de la fuerza dinámica de los rituales merece otro artículo.

      Responder
  2. Pingback: Regla de los treinta días « Homo Minimus

  3. Pingback: Poda minimalista « Homo Minimus

  4. Pingback: Saco un libro de una biblioteca pública « Homo Minimus

  5. Pingback: El efecto escalera. Equilibrio foco-tareas y foco-metas « Homo Minimus

  6. Pingback: Pequeño gran éxito | Homo Minimus

  7. Pingback: Maldigo a los blogueros que aprueban y reprueban comentarios | Homo Minimus

  8. Pingback: El minimalismo existencial en 100 frases | Homo Minimus

  9. Pingback: Aerodinamismo existencial | Homo Minimus

  10. Pingback: Quinta semana del curso de perseverancia: Regla de los dos minutos | Homo Minimus

  11. Pingback: Revisión undécima misión curso de perseverancia | Homo Minimus

  12. Pingback: Más de veinte mantras para encender la tenacidad y la perseverancia | Homo Minimus

  13. Pingback: Lo que podemos aprender de Rafael Sarmentero | Homo Minimus

  14. Pingback: El minimalismo existencial como aerodinámica de la acción humana | Homo Minimus

Si comentas recibirás treinta latigazos; si no comentas recibirás treinta latigazos.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s