La paradoja de la elección

 ¿No es cierto acaso que siempre es mejor tener más opciones que menos? ¿No es lógico  que considerando más  opciones la probabilidad de una mejor elección es mayor, aunque sólo sea porque es más probable que alguna de las opciones se adapte mejor que las demás a nuestras preferencias? ¿No es obvio que puestos a elegir entre mayor y menor libertad de elección es mejor siempre más?

indecision

Sorprendentemente la respuesta es que no: más opciones a veces es peor.

Varias razones

  • Cualquier elección que hagamos nos hace considerar las opciones no elegidas: cuantas más alternativas     más probable que se produzca la insatisfacción con la elección tomada.

El placer decepciona, la posibilidad jamás.

–Kierkegaard

La explicación es que con las elecciones tomadas somos conscientes de los aspectos  positivos pero a ellos nos habituamos y pierden parte de su valor. En cuanto a los negativos, nos hacemos verdaderamente conscientes de ellos, los experimentamos. Con las opciones no elegidas son precisamente sus aspectos positivos los que empiezan a brillar sin que se produzca la habituación mientras que los aspectos negativos son sólo posibilidades no experimentadas.

No es por tanto  cierto que la hierba de la opción  no elegida sea más verde, sino que empieza a volverse más  verde en el momento mismo en que la descartamos.

  • Aunque tener opciones puede ser bueno, puede serlo hasta un cierto punto. Puede conducir  a la parálisis por el análisis y a la postergación de la decisión. La no decisión es en sí una decisión y posiblemente sea una de las peores, porque mantiene UPA’s (Unidades permanentes de atención en la memoria) y no acaba de cerrar el círculo abierto de la decisión.
  • Más opciones implica mayor necesidad de análisis, más compromiso de recursos cognitivos  y por tanto más tiempo de decisión.  Una buena decisión fuera de tiempo es mala.

La Regla del tres de la acción  de los marines norteamericanos es una regla práctica que permite  ceñirse a unas pocas opciones y equilibrar el tiempo de búsqueda soluciones y la calidad de la decisión.

  • Más opciones puede significar menos compromiso y dedicación a cualquiera que sea la opción tomada. El compromiso con la opción tomada y la dedicación  es lo que hace buenas muchas decisiones en la vida, sobre todo las  capitales: qué trabajo realizo, cuál es mi vocación, con quién comparto mi vida.

PD: aquí podéis ver la entrevista de Punset a Barry Schwartz, el autor de Por qué más es menos. La tiranía de la abundancia, uno de mis Top 10 en mi bibliografía minimalista. Altamente recomendable.

9 pensamientos en “La paradoja de la elección

  1. Pingback: Quemar las naves « Homo Minimus

  2. Pingback: Regla de los treinta segundos de elección del menú « Homo Minimus

  3. Pingback: Regla de las tres ventanas abiertas « Homo Minimus

  4. Pingback: Moverse rápido y viajar ligero (II) « Homo Minimus

  5. Pingback: Regla de la elección de ropa « Homo Minimus

  6. Pingback: Lo difícil es nuncanizar | Homo Minimus

  7. inclusa

    He estado viendo el vídeo de Punset, extremadament interesante…

    Algunas ideas:

    – Nada hay más importante que la librtad. La libertad significa elección. Si privamos a las personas de esta dimensión aparecen deformaciones en el carácter. El error consistiria en pensar: «Si la libertad es buena ha de ser verdad que tener más oferta para elegir es mejor».

    Se nos esfuma la vida entre tanta opción. No queda tiempo para relacionarse. El hombre es un animal social, necesita relacionarse.

    Tener no es sinónomo de mejor, ni de felicidad.

    – Las personas que quieren conseguir lo mejor están esclavizadas entre tanta opción.

    – Seria necesario no conseguir lo mejor, sino lo mejor que encontremos. Debemos examinar hasta encontrar alguna cosa que cumpla los requisitos y parar la búsqueda.

    – Aparece el concepto de arrepentimiento: «¿habré elegido la mejor opción?».

    – El arrepentimiento envenena las buenas deciciones, es tóxico. Pero no es malo del todo, pues informa de las consecuencias de las decionnes, nos hace valorar con más responsabilidad.

    Lamentarse y arrepentirse constantemente no tiene sentido. El arrepentimiento da la sensación de soledad y puede conducir a la depresión.

    – Dos figuras:
    a. Maximizador: busca las mejores opciones. Nunca quedan satisfecos con sus decisiones.
    b. Satisfactor: busca con criterio, busca una cosa suficientemente buena. No se lamenta.

    – Tendemos a arrepentirnos de las cosas que no hemos hecho bien. Las personas mayores se arrepienten de no haber hecho más cosas.

    – Concepto impotencia aprendida. La exposición a la falta de control hace que aprendamos que no podemos controlar todo, esto produce un aprendizaje que puede generalizarse y aprender a no defenderser en cualquier situación.

    – Parece que las personas necesitamos tener control, nacemos con eso, parece ser.

    Conclusiones

    «La educación no funciona, el sistema educativo ha de apuntar no solo a hacer tecnócratas, sino que ha de apuntar al corazón de los ciudadanos» (Punset).

    «Cuando las decisiones son reversibles acabamos menos satisfechos con ellas» (Barry Schwartz).

    Responder
  8. Pingback: El pozo sin fondo de las listas de tareas | Homo Minimus

  9. Pingback: Intereses y compromisos | Homo Minimus

Si comentas recibirás treinta latigazos; si no comentas recibirás treinta latigazos.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s