E-mail de tres líneas

Una de las razones por la que no respondemos a un correo inmediatamente y postergamos la respuesta es que se nos hace  difícil  ponernos a escribir. Imaginamos la respuesta como una larga y detallada carta que nos llevaría bastante tiempo.

¿Que pasaría si en vez de ello imagináramos una respuesta de tres líneas?

Sería entonces mas probable que respondiéramos ahora mismo, sobre la marcha, en menos de dos minutos [ Ver Regla de los dos minutos de David Allen: si puedes hacer algo en menos de dos minutos, hazlo inmediatamente].

El e-mail de tres líneas  tiene ventajas añadidas:

  •  Nos obliga a organizar nuestro pensamiento y sintetizar.
  •  Favorece la lectura.
  •  Favorece la  acción de quien lo recibe. El mensaje no se perderá entre la hojarasca de las palabras.
  •  Dinamiza las comunicaciones

¿Y  si necesito mas de tres líneas? En ese caso quizá necesite otro canal de comunicación: un informe, un documento detallado,  una conversación telefónica, una entrevista cara a cara.

12 pensamientos en “E-mail de tres líneas

  1. saulo

    a mí, en cambio, me gusta explayarme. Sé que no es práctico pero el placer no se mide en eficiencia

    Responder
    1. homominimus Autor de la entrada

      Si se trata de una carta galante, hay que explayarse, seguro.
      Si es una epístola, y no hay un fin práctico evidente, pues posiblemente también esté permitido.
      Incluso para las “cartas de placer” la concisión también puede ser un valor. En la poesía tenemos sonetos y tenemos haikus, y ambos tienen valor estético y ético.

      Responder
  2. Pingback: Regla de los treinta días « Homo Minimus

  3. Pingback: Reduzco la frecuencia de los inputs « Homo Minimus

  4. franciscopl

    bueno, es un poco drástico, pero tiene su sentido. Lo voy a intentar poner en práctica a ver que pasa ….

    Responder
    1. homominimus Autor de la entrada

      La experimentación es lo mejor. Prueba durante 3 días, por ejemplo. De todas maneras, siempre puedes adaptar la regla. Me gustaría que después nos comentaras los resultados.

      Responder
  5. Pingback: El mágico número 3 « Homo Minimus

    1. homominimus Autor de la entrada

      Es una excelente idea. Además, si 3 te parece poco tienes también four.sentenc.es y five.sentenc.es.
      Creo que voy a ponerlo como firma de todos mis correos.

      Responder
  6. Pingback: Simplificaciones « Homo Minimus

  7. Pingback: 10 razones por las que los 10 consejos sobre X nunca funcionan | Homo Minimus

  8. Pingback: Twitter como gimnasio del escritor | Homo Minimus

Si comentas recibirás treinta latigazos; si no comentas recibirás treinta latigazos.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s