Cuarta semana: sé gentil con las puertas

Esta es nuestra cuarta semana del curso de atención plena. A continuación va la descripción de la práctica. Recuerda que puedes incorporarte al curso en cualquier momento y  escribir tus comentarios durante la semana en la sección de comentarios de este artículo.

Siempre que entres o abandones una estancia y tengas que abrir y cerrar una puerta hazte consciente de la forma en la que abres y cierras la puerta: el tacto del pomo, el giro de la muñeca, la presión que ejerce tu mano, la temperatura, el clic. Hazlo serenamente y con tranquilidad y pon atención a tus sentidos.

Handle with care (it's a heart)

Una vez que asocies el entrar y salir por la puerta con la atención, dispondrás de muchas ocasiones todos los días para practicar la plena presencia en tu vida. Estos instantes de conciencia sensorial liberan a tu mente del continuo parloteo mental.

Un ejercicio similar a este y quizá más simple es el de encender y apagar los interruptores de luces y lámparas con plena conciencia y parsimonia gentil.

61 comentarios sobre “Cuarta semana: sé gentil con las puertas

  1. Esta semana ha sido una pesadilla. En ocasiones estaba tan centrado en los sonidos de mi alrededor que hasta el reloj me impedía dormir porque no podía salir de su tic-tac. Pasaba un coche y tenía que imaginar de qué tipo era por el rastro sonoro que dejaba. Mi agudeza auditiva se ha disparado.

    Sigo respirando y en ocasiones soy consciente de mi postura. Detenerme en cada puerta me va a costar. Atravieso muchas diariamente.

    Seguiremos informando.

  2. Magnífico todo lo que voy descubriendo haciendo el curso. Hoy a la mañana caminaba a la feria y me di cuenta que mi mente estaba enfrascada en cosas que debía realizar en la semana próxima. Paré, respiré profundamente y comencé a escuchar el sonido de mis pies al caminar, a tomar conciencia de mi cuerpo caminando y sintiendo la brisa matinal. y así , durante el resto del día, una otra vez, dándome cuenta que no estaba disfrutando del presente, parando, respirando, sintiendo……y ahora buena disposición para la gentileza para con las puertas. Mil gracias !!!!

    1. Hola María! Me gustaría ponerme en contacto contigo si no te importa ya que hay posibilidades de que emigre a Uruguay. Yo soy de España. Sería estupendo conocer a una compañera de este reto 🙂 Si quieres, puedes contactar enviándome un email desde mi blog (haz click en mi nombre) o diciéndoselo a Homo Minimus.

      De momento, sin duda mi gran reto sigue siendo no prestar tanto atención a mi caja parlante y estar más presente en el aquí y ahora pero voy dando pasos 🙂

      Un abrazo

        1. Estimado Homo Minimus: mil gracias por el Curso de Atención Plena. Mucho me está aportando. Si bien ya le pasé mi dirección de mail a Sonia de España, igual si te es posible agradezco me pases su dirección de mail. Un abrazo

        1. Muchas gracias María del Carmen! Ya me he apuntado tu mail y te escribo pronto. El paisito es bien lindo igual que su gente 🙂

          Un beso!

  3. La puerta como metáfora. ¿Cuántas veces no somos conscientes del momento en que entramos-salimos o iniciamos-finalizamos un ciclo, una pauta o determinada interacción?… Atent@s.

  4. Sigo respirando al son del gong, contemplo mi postura, (lo de los sonidos no tanto,) vamos con las puertas y añadiré interruptores, me gusta la danza. Soy de los observadores callados, pero estoy. ¡Buena semana!

  5. Como siempre a mí me viene la mini-meditación que ni pintada. Tengo una relación muy violenta con las puertas y de hecho las atravieso bruscamente. De ahí los golpes que me doy a veces contra el canto de las mismas; casi como si un monje me diera un bastonazo para recordarme que esté a lo que hay que estar.

    No sé si salvarás mi alma….. pero casi que con el consejo me salvarás de unos cuantos golpes, lo cual no está nada mal.

    1. Jajaja A mi me pasa lo mismo, siempre me doy con los marcos o con los pomos. Me ha encantado tu comparacion con el bastonazo del monje, voy a plantearmelo de esa manera!

  6. En mi afán minimalista, esta semana tendré que eliminar todas las puertas de casa…

    Vamos a por esta semana con más ganas que nunca.

  7. Estoy encontrando que es más satisfactorio ser consciente de la respiración pero sin convertirla necesariamente en más profunda. Me siento mejor si simplemente me fijo en su cadencia actual y no intento cambiarla: hacerla más lenta o profunda. El efecto colateral es que se hace algo más lenta.

    La plena presencia está a la distancia de una respiración -> Ahora entiendo experiencialmente lo que antes entendía intelectualmente.

    1. Justo en ese sutil baile en el que tu difragma se une a tu corazon se da la vida… no hay mayor silencio ni presencia. El aire que te da la vida

  8. Hola, me he suscrito a tu blog pero todava no he recibido el libro “Los tres hbitos que cambiarn tu vida”. Gracias y un saludo Jorge

  9. No se porqué extraña razón este es el ejercicio que más me esta costando pero gracias a todas las veces que he “fallado” hoy ha sido el día que más veces he sido consiente.

  10. Mi experiencia hasta ahora: pongo en práctica todas las mini-meditaciones varias veces al día, y me va muy bien, pero sólo lo consigo durante mi horario laboral. Cuando llego a casa y estoy con mi dos maravillosas pero petardísimas hijas no soy capaz de abstraerme. Me vuelven loca 🙂
    Supongo que a base de practicar conseguiré tener más calma en mi día a día, sobre todo en casa, pero de momento eso no llega…

  11. Yo no consigo acordarme de todas las puertas que se cruzan en mi camino! Sin duda esta práctica es la que me está costando más….

    1. A mi me pasa igual Cristina, soy incapaz de acordarme, me tendre que poner pos-it en las puertas de casa?

      1. Lo mismo digo que Cristina y Nora, Me cuesta mucho esta práctica. Pues si Nora.
        Yo amante de los post-it, esta semana decidí no utilizarlos. Quizá es demasiado temprano para olvidarme de ellos. Mañana habrá un post-it en cada puerta.
        Ánimos, aún nos queda semana.
        Saludos.

        1. Yo también soy muy fan de los post-it vicki muns,jaja. De momento solo he puesto uno en la puerta que más abro/cierro y si que lo he notado, algo es algo. También es buena idea lo que comenta tomelin5 unos comentarios más abajo, lo de abrir la puerta con la izquierda, aunque me temo que me vendrá a la cabeza después de haber abierto/cerrado la puerta…
          Saludos!

  12. Pues nada, lo de las puertas no me pillan, a veces ni las veo, otras me doy cuenta cuando ya las he cerrado… Definitivamente el más difícil para mi!
    Nunca he parado atencion en ese movimiento de abrir y cerrar una puerta fisicamente cuando metafóricamente la vida me ha dado tantos portazos y abierto otros lindares…
    Interesante no hacer la practica, medito en un cojin x horas y esto se me pasa todo el dia… Ummmm

  13. Comparto también con los compañeros, este ha sido el ejercicio que más me ha costado: presto atención una vez que estoy del otro lado de la puerta.

    Mañana voy a intentar abrir todas las puertas con la mano izquierda, para introducir un disparador adicional.

    Saludos!

  14. ¡Mi semana más difícil!
    Las puertas me eran transparentes pero ahí están tan duras, pesadas y frías ellas 😛

  15. Cuando ya he pàsado la puerta caigo en lo que tenía que haber hecho, espero llegar a ser consciente antes de atravesarlas.
    Me he dejado arrastrar por los acontecimientos y hasta he abandonado el cuaderno de bitácora, hoy lo he retomado.

    1. Crear un hábito es un poco como un ejercicio de meditación prolongado: tienes una intención, pones atención a la intención y la honras, de cuando en cuando te sorprendes pensando en otra cosa, tomas notas de ello sin lacerarte o culparte, retomas el objeto de la meditación. y vuelves a empezar.

  16. Fatal. Con esta práctica y este disparador he fracasado 😦 Todavía hago caso a los timbres, sin embargo, no recuerdo tratar bien ni a una sola puerta… Siempre estoy en lo siguiente o dejando lo anterior detrás de ella…

  17. El ejercicio de esta semana me está resultando muy difícil de realizar, sin duda alguna el más difícil hasta ahora…..ser consciente de abrir una puerta o apretar el interruptor de la luz! Un gesto tan sencillo pero tan incorporado a la rutina diaria. Lo paso por alto la mayoría de la veces y al rato me doy cuenta que he realizado el gesto como un autómata. Me pregunto, cuántas cosas paso por alto por no prestar atención? …empezando por la gente que tengo a mi alrededor. Alguna estrategia para estos tres días que quedan? Mi gran aliada la mindfullnes bell, me ayuda a parar, respirar, corregir postura. Escucho atentamente los diferentes sonidos de la lluvia; no suele llover con frecuencia donde vivo y llevamos 3 semanas de lluvia diaria. ..una maravilla.

  18. Veo que no soy la unica a la que esta practica le esta resultando la mas dificil. Me pregunto si tendra algo que ver con que sea la cuarta semana y la motivacion y ganas del principio se van diluyendo entre las preocupaciones cotidianas, otros proyectos… O es solo porque tenemos el movimiento muy mecanizado y nos cuesta horrores desaprenderlo. Alguna idea para estos dias que quedan? Alguien tiene por ahi una dosis de motivacion extra que pueda compartir?

  19. Semana fatídica la de las puertas… sólo fui consciente en un par de ocasiones y el pomo estaba tan frío que no sabría explicar la sensación que me produjo… No es mi semana.

  20. Esta consigna ha sido la más sencilla de implementar: no me gustan los portazos, así que suelo tratar bien a las puertas (salvo cuando me golpeo con ellas por ir más rápido de lo que debería o por tratar de hacer dos cosas a la vez). Además, como me pareció más relajada, puede combinarla con las tres anteriores.

    He fallado un día con el cuaderno (ayer), así que trato de redimirme por la vía del comentario público. 😉

    Un pensamiento que me da vueltas desde que empecé el curso: me gustan estas consignas porque me ayudan a entrenarme en un hábito complicado como pocos…, el de construir hábitos. Marcha bien la cosa, digo.

    Por último, diría que he interiorizado lo de las respiraciones y lo de escuchar con atención ruidos como manera de concentrarme en algo concreto y encauzar mi discurso interior.

  21. Cuarta semana. Gentil Parsimonia.

    1.- Alarmas, timbres y campanas. Posturas y sonidos. Interruptores y puertas.

    2.- Respiraciones profundas, posturas erguidas, atención a los sonidos, moderación en los gestos y gentil parsimonia. Bitácora y comentario.

    3.- Calma, interrupción del parloteo mental y la cantinela. Redirección de los pensamientos. Conciencia del momento presente. Conciencia de las emociones.

    Intención y voluntad, frente a olvidos, resistencias y fracasos.
    Las preocupaciones y la ansiedad anulan mi atención y mi voluntad. Hay muchas ocasiones para dormirme, para despistarme y para abandonar, es lo que vengo haciendo desde que nací. Pero mi viejo deseo de superación, la comprobación de resultados, el compromiso público, el trabajo en grupo y el control diario me recuerdan la práctica y me motivan. Hago lo que buenamente puedo.

    El ejercicio de esta semana es claro y preciso, como todos, pero las puertas no me están resultando un buen disparador. A seguir practicando.

    ¿Me atrevería a atravesar un bosque lleno de peligros, solo y de noche?
    ¿Y si fuera acompañado de un guía y ciento veinte intrépidos exploradores?

    Un abrazo a todos.

  22. Lo de las puertas me ha costado mas,no me percatoo, ni de la del auto..hasta que arranco me acuerdo que tenía que ser conciente…de la puerta, no me acuerdo de todo….respira,postura, sonidos …en fin , ahi está la voluntad y ser gentil, conmigo misma. Saludos a todos 🙂

      1. Comienzo la cuarta semana de curso con los tres hábitos que cambiaran mi vida. A veces me pregunto si Homo Minimus existe, si sigue ahí.

  23. Wow, ahora recuerdo que cada vez que cierro una puerta o apago un interruptor, gentilmente, experimento cierta paz. Gracias a Homo Mínimus ya sé por qué (ese hombre es un genio).

  24. Al igual que Iván, mi práctica favorita también es esta. Las dos prácticas que más he internalizado—y que las hago de manera repetida a lo largo de el día—son la respiración consciente y abrir las puertas con parsimonia gentil :).

Comenta: los comentarios que no me matan te fortalecen.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s