Faturday o día loco

Tim Ferriss ha hablado del faturday, literalmente “día del gordo”, para referirse al día de la semana, usualmente el sábado, en que se permite saltar todas sus normas sobre alimentación sana y dieta equilibrada. Por ejemplo, en un faturday Ferriss se permite comer decenas de piezas de pizza, helados y otros alimentos muy sabrosos pero no saludables.
También se le puede llamar “día loco” o algún término similar que haga referencia a su excepcionalidad o carácter de liberación de las propias reglas o normas.

Hope is not a strategy

La esperanza no es una estrategia, la suerte no es un factor, el miedo no es una opción.

Tiene mucho sentido que nos permitamos un escape ante una regla estricta de difícil cumplimiento como es la eliminación de alimentos no saludables o un programa de ejercicios exigente. No es solo un día de descanso sino también una especie de liberación de la disciplina que nos hemos impuesto; es una especie de carnaval personal que nos permitimos antes o después de la abstinencia de nuestra cuaresma personal.

¿Decir no para siempre o decir no hasta el próximo faturday?

Es mucho más fácil mantener una determinación difícil si sabes que la privación no será para siempre; si sabes que hay una válvula de escape que te permitirá satisfacer tus deseos instintivos y bucear en el placer inmediato. Si la renuncia es de por vida, la lucha interior es mucho más grande; si sabes que el “tormento” de la renuncia a la gratificación inmediata tiene fecha de caducidad, conseguirás navegar la ola de la tentación con mayor facilidad.

Con el día loco, evitamos los movimientos pendulares que se producen cuando la fuerza de voluntad o la motivación decae; esos momentos de bajón emocional o motivacional siempre aparecen y pueden echar por tierra todo el esfuerzo anterior.

Efecto bola de nieve y erosión de las metas

Es muy común que tras semanas o meses de esfuerzo intenso, la motivación decaiga, sintamos que hemos avanzado y nos sintamos legitimados para hacer una excepción.  El problema con estas excepciones no planeadas es que tienden a multiplicarse y hacer más fácil volver a caer en la excepción: si ayer comiste postre azucarado en la comida o no vas al gimnasio porque no tienes ganas, es más fácil que en los sucesivos días te sientas más legitimado para volver a vulnerar tus propias reglas. Creas un precedente que te hace más fácil vulnerar la norma.

El faturday es  una excelente manera de conjurar la pendiente resbaladiza que suponen las excepciones no planeadas y de hacer más soportable la privación.

Es importante cumplir escrupulosamente los faturdays y relegarlos a un día especial dentro de la semana o del mes. Este día  puede servir además de acicate adicional para perseverar. Sabes que en un día loco no existe la culpa, que tienes licencia para transgredir todas las reglas, incluso las propias, como en el carnaval, y es una válvula de escape que te  reconcilia con parte de tu falible naturaleza humana: el presentismo, la espontaneidad del momento, el instinto.

El día loco fortalece nuestras determinaciones, hace más llevaderas las privaciones y nos ofrece un aliciente adicional para hacer esfuerzos de voluntad.

10 pensamientos en “Faturday o día loco

  1. Necro Acoustic

    Tengo 40 años y toda mi vida he sido adicto a la comida basura: pizzas congeladas, helados, patatilas, natillas, chocolate, galletas,… Muchas veces compraba grandes cantidades de comida de ese tipo,
    luego me arrepentía y parte de ella la tiraba por el retrete o la basura, pero al día siguiente volvía al supermercado a por mi dosis, o incluso rescataba de mi cubo de la basura algo que había tirado (siempre que estuviera perfectamente cerrado dentro de su bolsa).

    A partir de los 33 años me interesé en comer sano y nutrición.
    Conseguí duranté unos 2 años tener una vida saludable a base de una dieta mejor, y ejercicio moderado. Y luego recaí por problemas personales que tuve y la comida basura y precocinada fué mi refugio denuevo.

    En febrero del 2013 me propuse otra vez comer sano y hacer ejercicio moderado, porque ya estaba harto de autolesionarme a base de comer conpulsivamente la típica comida llena de azucar y glutamato de sodio que produce placer inmediato y un intenso sabor, además de adicción, caries, cancer, diabetes,…
    Pesaba 110 kilos, y un año después conseguí bajar mi peso a 75 kg.

    No conocía a Tim Ferriss, pero su propuesta del faturday me parece vergonzosa. Me temo que este señor sólo pretende llamar la atención y vender libros, como ocurre con mucha frecuencia.

    Quien quiera estar sano, tendrá que comer buenos alimentos toda su vida, y hacer ejercicio mdoerado, mejor al aire libre en contacto con la naturaleza o un parque.
    No tomeis azucar porque produce adicción:
    http://ecofactory.es/fed-up/

    Ni tampoco productos que lleven edulcorantes aritficiales como sacarina, aspartamo,…
    Los productos light son igual o peor, porque en vez de azucar contienen venenos como la sacarina, el aspartamo, sucralosa,…
    Si os gusta mucho el dulce tomad mejor miel o sirope de agave.

    Tampoco tomeis soja, la mayoría está modificada genéticamente y contienen antitrutientes, sólo tomadla en pequeñas cantidades y fementada, como el tamari.

    No comais productos precocinados.
    Cocinad cosas que os gusten y sencillas.
    Comed variado, verduras, frutas, frutos secos, cereales integrales bio.
    Buscad alternativas saludables y que is gusten y que os haga disfrutar de la comida para que no os aburrais.
    En internet hay mucha información, he id aprendiendo las cosas poco a poco, sin prisas.

    Recomiendo el tema de la nutrición alcalina:

    Si algún día caeis en la tentación y comeis cosas que no debeis,
    no pasa nada, en cuanto podais volved a las buenas costumbres de comer sano.
    Todos nos equivocamos, nadie es perfecto.
    Pero de ahí a dedicarle un día a la semana o al mes a comer comida basura como si el mundo se acabara, hay mucha diferencia.

    Saludos.

    Responder
  2. Pingback: Revisión séptima misión curso de perseverancia | Homo Minimus

  3. Pingback: Tercer reto del curso de salud minimalista: elimina el azúcar | Homo Minimus

  4. Pingback: Entrenando a Mr. Hyde | Homo Minimus

  5. Pingback: Ranas hervidas, líneas rojas y pendientes resbaladizas | Homo Minimus

  6. Pingback: Hacer honor a la intención | Homo Minimus

  7. Pingback: 65 aguerridos habitólogos en el reto de los 30 días | Homo Minimus

  8. Pingback: ¿El hábito que cambiará tu vida? | Homo Mínimus

Si comentas recibirás treinta latigazos; si no comentas recibirás treinta latigazos.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s