Proceso de creación

Si no decides donde quieres ir, acabarás dondequiera que te estés ahora dirigiendo.

–Homo Minimus

Robert Fritz en su libro The Path of Least Resistance: Learning to Become the Creative Force in Your Own Life, lo expone más o menos así: toda creación  humana  parte de una visión, de una idea que quiere traerse a la existencia, que nos embarga y se apodera de nosotros.

La visión actúa como de faro de la acción y forma parte del mecanismo de realimentación que nos informa si nos estamos acercando a esa visión o nos estamos alejando.

 La realimentación, que es el propulsor del progreso, necesita de la visión y necesita de una aguda percepción de la realidad actual de la obra, una descripción veraz del estado de la construcción.

 En palabras de un escultor: “me gusta observar mis tallas y sacarle defectos”. Esos defectos no son más que las discrepancias entre  la realidad actual de la obra y la visión interna que orienta la acción;  proporcionan la tensión y el fuel emocional y espiritual que anima la acción. En un cierto sentido, un creador es alguien que vive suspendido entre dos mundos: el de la visión y el de la realidad actual de su obra en curso.

Más románticamente, la creación de algo nuevo se podría considerar como un acto de amor, como un proyecto sentido en el que se intenta hacer que algo que no existe, valioso para el creador,  llegue a la existencia. Una vez que tenemos establecida la visión y una vez que somos capaces de observar objetivamente la realidad actual hemos establecido la tensión necesaria que animará la acción.

En resumen, el proceso es el siguiente

  1.  Crea una visión que sea valiosa  para ti, “Algo que no existe, pero que merecería existir”, y que sea  lo suficientemente detallada para servir como término de comparación en el mecanismo de realimentación, y para generar tensión al compararla con la realidad actual.
  2. Da  un primer paso que genere momentum y  te acerque a la visión. Y luego otro, y otro, y otro… mientras eres consciente del estado actual de la obra y mantienes la visión final en tu mente,  y vas  reduciendo gradualmente la discrepancia hasta así  ver realizada la visión.

 Generamos visiones que ponen en marcha el proceso. La tensión busca la resolución. La tensión se resuelve en el proceso de creación.

Imagen

Podemos ilustrar el proceso de creación con la imagen de una cinta elástica que estiramos por el extremo de la visión, generando la tensión en la cuerda, que buscará resolverse mediante el acercamiento de la realidad actual a la visión.

8 pensamientos en “Proceso de creación

  1. Pingback: Diseño de rituales « Homo Minimus

  2. Pingback: Lo que podemos aprender de Ernest Hemingway « Homo Minimus

  3. blumm

    Así es. Qué buena la explicación. A twitter lo he subido con el comentario: “y no olvides nunca llevar lápiz y papel”

    Responder
  4. Pingback: ¿Es el movimiento 15-M minimalista? « Homo Minimus

  5. Pingback: Debilidades y fortalezas « Homo Minimus

  6. Pingback: The Reaper List. Tus días están contados. « Homo Minimus

  7. Pingback: El minimalismo existencial en 100 frases | Homo Minimus

  8. Pingback: Primera revisión reto de los treinta días | Homo Minimus

Si comentas recibirás treinta latigazos; si no comentas recibirás treinta latigazos.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s