Octavo reto del curso de salud minimalista: menos tiempo sentado

Como ya sabes, mi sana obsesión en este blog gira en torno a la conversión del conocimiento en acción. Los retos, proyectos, prácticas, experimentos, misiones de este blog, son instrumentos para testar los presuntos conocimientos sobre el funcionamiento del mundo interno y externo, y para interiorizar o convertir en comportamiento habitual lo que creemos que es correcto, bueno o saludable.

Si tuviera que quedarme con tres de los retos de este curso de salud minimalista, no lo dudaría un momento:

  1. Sueño saludable. Dormir lo que tienes que dormir.
  2. Reducción azúcar no naturalmente presente en alimentos.
  3. Más movimiento en tu vida. Menos tiempo sentado.

Hay otros elementos importantes: la conexión social a través de un entorno familiar, de amigos y profesional nutricio (te plantearé un reto muy potente la próxima semana), la reducción de elementos procesados y de carbohidratos, la fortaleza muscular, la flexibilidad, la reducción de la infoxicación, el control del peso, la gestión del estrés, pasar más tiempo en espacios naturales, etc.

Pero si me tuviera que quedar con tres, serían los tres de arriba. Esas son las prioridades.

Reto de esta semana

Hay un artículo aparecido en un periódico ingles, Cómo estar de pie podría ser la mejor técnica anti-edad,  que me llamó mucho la atención la semana pasada; sugería que pasar menos tiempo sentado  podría ser tan eficaz como aumentar el ejercicio físico, si no más.

375px-Computadoras_y_Obesidad

Computadoras, sedentarismo físico y obesidad. Son tres amigos que se llevan muy bien.

Estamos hechos para la actividad, pero esta actividad no ha de ser necesariamente intensa y prolongada; desde un punto de vista evolutivo, estamos preparados para una actividad de baja intensidad a lo largo del día. Si necesitas más motivación, en este artículo del huffington post en español tienes 20 razones para levantarte del sofá ahora mismo.

Por eso el reto de esta semana está dirigido a aumentar todavía más el movimiento, en concreto, a pasar menos tiempo sentado. Has de buscar formas de hacer más pausas de la posición tumbada o sentada y pasar más tiempo de pie o andando o haciendo cualquier tipo de movimiento.

Yo daré algunas ideas a lo largo de la semana, pero el trabajo es principalmente tuyo. No subestimes el poder de los pequeños gestos cotidianos para mejorar tu salud. Se acumulan y al final marcan la diferencia. Esto es aplicable  a la salud pero también a cualquier meta que te plantees. “Lento pero seguro” sería un buen lema o eslogan que añadir a nuestros mantras para encender la perseverancia.

Todos los hábitos para ser eficaces han de ser “ecológicos”, insertarse con naturalidad en tu jornada laboral y en tu día. El reto es que busques dentro de tu día más oportunidades.

Las ideas que se te ocurran a lo largo de la semana las puedes compartir con nosotros en los comentarios de este artículo. Seguro que son útiles para muchos.

Reto específico de Luis Andés  para los que queráis seguir desarrollando fuerza muscular

Para los que seguisteis el reto de Luis Andés de las sentadillas en agosto, esta semana os animo a que os unáis a su reto de septiembre: flexiones o fondos de brazos. Si con las sentadillas desarrollamos la parte inferior del cuerpo, con este reto podéis desarrollar la superior.

Todos los detalles de este reto de septiembre los tenéis en el artículo 12 meses|12 ejercicios| septiembre.

Flexión

Dependiendo de tu nivel de partida, puede ser más o menos difícil. ¿Qué hacer si se te hace muy cuesta arriba? Luis Andés propone tres niveles distintos de dificultad. Elige el más adecuado para ti y empieza con solo un poco. Para que te hagas una idea, mi compromiso está en una sola flexión por las mañanas. Si hago una flexión, ya he cumplido en el día. Si quiero hacer más, estupendo, pero mi compromiso personal es de una sola flexión. Así es imposible fallar y empiezo a crear buenos precedentes.

Allá vamos.

18 pensamientos en “Octavo reto del curso de salud minimalista: menos tiempo sentado

  1. María del Carmen González de Uruguay

    Me uno encantada a este nuevo reto. Me doy cuenta que cuando me muevo haciendo cosas, me siento estupendamente, mas hay una parte mía que adora estar sentada o “echada” de cualquier manera. Mil gracias!!! Voy con todo esta semana, porque quiero responsabilizarme de sentirme bien!

    Responder
  2. Ana Liz García

    Me uno. Aunque la verdad desde hace algún tiempo me esfuerzo por pasar menos tiempo sentada. A mí me ha ayudado mucho una aplicación llamada Workrave (http://www.workrave.org) dieñada para prevenir las dolencias causadas por estar muchas horas sentados frente al ordenador.
    ¡Saludos a todos!

    Responder
  3. Luis José Sánchez

    En el momento de escribir este comentario me duele el culo de estar sentado. Me paso muchas horas al día delante del ordenador… He visto en alguna web mesas de ordenador que se pueden elevar dándole a un botón y también mesas de dos alturas pero son opciones muy caras. Tengo que idear la manera de trabajar con el ordenador de pie o al menos ir alternando. No sé, alguna mesita auxiliar o algo… si encuentro una solución os la cuento.

    Responder
  4. Ivan Entusiasmado

    En algún podcast del famoso Pat Flynn he oído hablar de mesas de trabajo de pie. Yo creo que estar de pie por sí mismo puede causar los mismos problemas que estar sentado. Lo que sí es importante es sentarse bien.
    Yo, por estar con la familia, suelo escribir en una mesa de las de salita, bastante baja, y eso es un error.
    Además aunque hago bastante deporte, me cuesta lo que dice Homiminimus esta semana. De hecho ahora mismo tengo delante de mí la bandeja de los cereales del desayuno, y aunque acabé hace media hora, aún no me he levantado a dejarla, así que como muestra de compromiso con el artículo me levantaré ahora mismo.

    Responder
  5. Landes

    Yo trabajo sentado pero:
    – Me levanto muchas veces (consecuencia directa de beber mucho agua :p)
    – No paro en la silla. Al contrario de las recomendaciones sobre posturas sentado, yo la cambio constantemente, y creo que esa es la clave de no tener achaques (a parte de hacer deporte fuera del trabajo). No mantengo la misma postura durante más de – creo – 20′.

    Responder
  6. Landes

    Por cierto, Homominimus ¿qué tal una flexión por la mañana, una antes de comer y una antes de cenar? si son dos, mejor.

    Responder
  7. Pingback: Revisión octavo reto Curso de Salud Minimalista: menos tiempo sentado | Homo Minimus

  8. Pingback: Revisión curso de salud minimalista | Homo Minimus

  9. Pingback: Hacer honor a la intención | Homo Minimus

  10. Pingback: ¿El hábito que cambiará tu vida? | Homo Mínimus

  11. Pingback: Novena semana de los cursos Los tres hábitos que cambiarán tu vida | Homo Mínimus

  12. Raúl Carrère

    Hola. Yo vivo en un tercer piso y me he propuesto subir y bajar por las escaleras. Cuando voy de compras recurro a un súper chino que está más lejos y si voy al que tengo frente a casa doy la vuelta a la manzana. Tomo el colectivo en la parada subsiguiente: a seis cuadras de casa y bajo una parada antes: a 6 cuadras de la facultad. Escuché por radio que hay economistas que por razones ideológicas trabajan y comen de pie. Una ventaja: si recibís a la gente de pié le estás sugiriendo que la cita durará poco; de paso ahorrás tiempo. Tomo clases en la facultad (4 horas), viajo al mismo sitio (dos horas), estudio en casa (5 hs). Todo lo hago sentado! Había un famoso artista en Buenos Aires (Calabró) que una vez jubilado caminaba varias horas al día dando vueltas al Jardín Botánico (que es enorme) de Buenos Aires.

    Responder
  13. Andrés E. Lucas

    He de decir que trabajar de pie es mil veces mejor que estar sentado, el único riesgo es que te de una buena fascitis plantar (pero es mucho mejor a que te duela la espalda y los glúteos, así como los problemas posturales de hombros, cuello…). La experiencia me ha enseñado que si quieres trabajar de pie, asegúrate de que tus pies no pasen mucho tiempo en una superficie dura como losas de piedra. Algo que me funciona bien es trabajar parado sobre un mat; también—para evitar los dolores—salgo a caminar (y a colgarme en el parque aledaño a mi casa, 2 x 30´´) por unos 10 minutos. Esta idea la tome de la rutina itinerante de Homo Mínimus (¡gracias Homo!).

    Creo que con esta reto me llevaré un buen entrenamiento de la verguenza, ya que será muy vergonzo que en un bus casi vacío, yo este de pie habiendo tantos asientos, ¡pero lo haré! :).

    Lo que si es difícil es hacerlo en el colegio, pero me las arreglaré.

    Para concluir, desde hace tiempo que tengo un “standing desk” que primero lo hice con una caja y el CPU de mi PC, pero a ahora solo puse el monitor de mi PC sobre mi CPU (vertical). Así mismo tengo otro “standing desk” que es una caja sobre un mesón. Me va de maravilla con estos escritorios. Creo que lo esencial es pasar más tiempo sentado en el suelo (más natural) y evitar que tus pies estén más abajo de tus caderas cuando te sientas. Una buena forma de evitar esto es usando la posición de loto (piernas cruzadas).

    Responder

Si comentas recibirás treinta latigazos; si no comentas recibirás treinta latigazos.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s