Octava semana de los cursos Los tres hábitos que cambiarán tu vida

Hemos recorrido 2/3 del camino.  Estas son las prácticas de la octava semana de nuestros cursos “¿El hábito que cambiará tu vida?”

Cualquiera de las prácticas es un excelente experimento vital,  no importa que no hayas iniciado los cursos y empieces esta misma semana. Daría mi brazo izquierdo (soy zurdo) y el cuerpo calloso (aunque no soy epiléptico) por ser consciente de mis impulsos en tiempo real, por dormir saludablemente o por controlar deliberadamente mi exposición a las redes sociales.

Recuerda: no tienes que hacer las cosas en un orden determinado.

Recuerda: casi nunca, es todo o nada.

Recuerda: las cosas grandes tienen inicios pequeños.

Recuerda: experimenta y prueba cosas solo por el placer de saborear la variación y ver qué resulta.

Re-recuerda: puedo estar equivocado: quizá haya un orden óptimo para hacer las cosas, quizá haya que pensar en términos de absolutos, quizá las cosas grandes requieren acciones espectaculares (y a partir de ahí ir mejorando) y quizá es mejor comprar un modelo ya acabado que haya funcionado con otros y evitarnos el tiempo y el esfuerzo de la experimentación.

Nota: el crowfunding de preguntas para el libro Minimalismo existencial va a muy buen ritmo (80% aproximadamente) y es probable  que en 5 días más lleguemos a las 1000 preguntas. Puedes consultar las que llevamos hasta la fecha aquí.

Muchas gracias a todos.

6 pensamientos en “Octava semana de los cursos Los tres hábitos que cambiarán tu vida

  1. Diana

    Se me ocurren algunas preguntillas más para tu libro:
    En qué momento de tu vida decides ser minimalista existencial?
    Eres feliz siendo minimalista?
    Qué consideras innecesario en tu vida?
    Cómo explicarías a una ancianita qué es el minimalismo?
    Realmente te realizad como persona siendo minimalista?
    Rituales antes de irte a dormir?
    Y al levantarte?
    Qué opina tu entorno de tu filosofía de vida?
    Cuáles han sido las reacciones de las personas a las que has confesado que eres minimalista?
    Qué moral sigues?
    Qué religión profesas ( si es que tienes alguna)?
    Que querías ser de mayor cuando eras pequeño?
    Cómo es el lugar en el que trabajas?
    Donaría semen un minimalista?
    Y sangre?

    Responder
  2. Flames

    Buenas preguntas Diana. Me veo el viernes sentado frente al ordenador completando preguntas…

    El tema del sueño me interesa un montón. Pero es muy difícil atar cabos con el sueño, ya que parece que vivamos en otro mundo….. el de los sueños.

    Yo añado una pregunta que me he dejado en el tintero:

    .- ¿Se puede presumir de ser humilde?

    Responder
  3. atreverseacambiar

    Lei en algún sitio que la deuda del sueño es irrecuperable en cierta medida…una suerte de tiempo perdido. Tendría que releerlo para saber a qué se referían pero mi lógica me dice que tendrá algo que ver con las toxinas que andan más tiempo de la cuenta pululando y que por tanto pueden llegar a crear problemas que no se pueden reparar (o que va a costar más) que si se eliminan ipso facto. Y creo que había de que si cierta molécula se expresa sólo de ponle 12-4 am y sólo si estás dormido, si no duermes esas horas, por mucho que luego duermas esas horas que te faltan otro día, no vas a recuperar los efectos reparadores que esa molécula lleva a cabo durante ese periodo tan concreto de tiempo.

    Vaya, que lo que dices tiene sentido y es lo que se puede encontrar por ahí, pero ojito con las deudas desproporcionadas.

    Por otro lado….te aseguro que SÍ se puede dormir demasiado. Aquí marmota profesional. Toda mi vida luchando con el despertador y eso de levantarme con la luz del sol es para mí una leyenda urbana. 🙂

    Responder
  4. Isa Bel

    La semana más difícil sin duda… Tremendo decidir si cada acción corresponde a un impulso… ¿no estamos hechos acaso de impulsos?

    Responder
  5. Javi

    Reaparecí hoy del retiro de redes sociales y demás, ha resultado más sencillo de lo que parecía en principio. Deporte, lectura, trabajo en el portatil sin conexión a Internet…desinstale del móvil twitter e instagram para evitar posibles tentaciones, facebook ni tengo ni quiero. En definitiva una semana de concienciación de lo innecesario de estar permanentemente enchufados a un terminal. Ha sido una de las mejores prácticas del curso.

    Los impulsos fueron y son múltiples, aquí si le saqué partido a la bitácora. En los primeros días estaban muy relacionados con la tendencia a estar conectado. Pero hubieron muchos otros impulsos cotidianos a los cuales obedecía fielmente, en todos casos traté de analizar inicialmente y reprimir si consideraba que no era necesario obedecer al mismo. El simple hecho de ser consciente de los impulsos actuaba como disruptor y la decisión a tomar resultaba más sencilla.

    La deuda de sueño la llevé a cabo durante tres días y debo decir que no descarto implantarla como habitual. Quizá no a diario pero sí como norma varios días por semana. Creo que a la larga es la mejor opción. De hecho siempre me ha proporcionado una buena sensación levantarme cuando el sol comienza a despuntar (a no ser que estuviera roto de sueño), pero bien por pereza, bien por horarios de trabajo que no me permitían un descanso de las horas necesarias no ha sido una constante. Pero no cabe duda de que ese ciclo diario me pareció estos días más apetecible que en otras ocasiones.

    Quedo a la espera de los nuevos retos ; ) y del feedback

    Responder

Si comentas recibirás treinta latigazos; si no comentas recibirás treinta latigazos.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s