Compromiso público y revisión diaria. Claves de la formación hábitos.

[1312]

Para la formación de hábitos, hay dos claves fundamentales, tal y como vimos en Diseño de rituales:

1. Compromiso público

2. Revisión diaria

Sin estos dos elementos la formación del hábito o construcción del ritual es más improbable.

Un ritual es un tipo de hábito generado deliberadamente y de naturaleza adaptativa. Para un ejemplo de diseño de un ritual, podéis consultar mi ritual de sueño.

Mi cuadro de control de rituales sirve como una especie de panel de control vital que me ayuda a mantener el norte. Los rituales están divididos en categorías que coinciden aproximadamente con mis “Áreas de responsabilidad” (usando la terminología de David Allen). Los rituales intentan promover el equilibrio entre distintas áreas vitales. Son altamente concretos y operativos y están integrados entre ellos.

He decidido hacer públicos mis rituales del 2011 (11 rituales) con el nivel de resultados obtenidos en los 8 primeros meses. Muestro el cuadro resumen (haced clic arriba para ver en grande) con el nombre de los hábitos y las medias mensuales y globales de cumplimiento de cada ritual.

Los colores indican los niveles de cumplimiento:

 

Como podéis observar, estoy lejos de alcanzar un nivel adecuado. Por supuesto, no he formado todos los rituales este año; de hecho, sólo hay un ritual nuevo, todos los demás ya estaban formados tiempo atrás. No recomendaría a nadie que intentara formar 11 rituales a la vez, ni siquiera 2. Ha de hacerse uno a uno.

Meta en materia de rituales

El 31 de diciembre de 2011 tendré los indicadores  de rituales en verde (más de  90% de cumplimiento).

Acciones

Informaré en el blog mes a mes de los resultados obtenidos.

Responderé en los comentarios de este blog a cualquier duda  o pregunta sobre mi sistema de revisión y sobre los rituales.

33 pensamientos en “Compromiso público y revisión diaria. Claves de la formación hábitos.

  1. Juan

    Que pasada la imagen. Self-hacking en estado puro. No estaria mal que explicases que criterio usas para evaluar los rituales, y las herramientas que utilizas para hacer el checking diario. La logistica vaya…
    Gracias, y animo con tu proposito!

    Responder
    1. homominimus Autor de la entrada

      Uso una plantilla mensual dividida en días para cada uno de los rituales. Reviso la plantilla diariamente y anoto si he cumplido o no el ritual. Sólo hay dos estados posibles: cumplido/no cumplido.

      Para determinar el cumplimiento, tengo un documento donde detallo los rituales, con sus disparaderos o “triggers” y con sus condiciones mínimas de cumplimiento. También, para motivarme, añado las razones o justificaciones del ritual.

      Por ejemplo, para el ritual de comida las condiciones mínimas de cumplimiento serían: 5 comidas diarias, 5-8 raciones de frutas y vegetales, eliminación de azúcares puros y aplicación de la regla “Hari Hachi Bu”
      (https://homominimus.com/2010/08/27/hara-hachi-bu/).
      Si cumplo los mínimos, entonces considero el ritual cumplido ese día.

      Al final del mes, saco el porcentaje de cumplimiento de cada ritual y lo llevo al cuadro general de control de rituales que has visto en el artículo.

      La revisión diaria me lleva 2-3 minutos. La principal ventaja de este sistema es que permite tener una visión objetiva del comportamiento. Es difícil engañarse a uno mismo y es motivante tener una hilera de muchos días seguidos cumpliendo a rajatabla un ritual.

      Si tienes, más dudas, comentarios o preguntas, estoy a tu disposición. Gracias por los ánimos.

      Responder
  2. Alina

    Creo que eres muy exigente contigo mismo, es difícil conseguir la satisfacción en tantas áreas de la vida.
    El 75% como aceptable y por debajo de 75% como deficiente no hay quien lo consiga, aunque también depende cuales son tus metas en cada uno de los hábitos.
    He visto que en el apartado de la espiritualidad tienes solo puntos rojos, y en el de la amabilidad solo verdes; Es extraño, porque para mi la amabilidad es uno de los frutos de la espiritualidad.
    No crees que una están vinculadas la una con la otra en alguna medida?
    ( Otra cosa…no me acuerdo…¿Hablas del sabath en tu blog?)

    Besos.

    Responder
    1. homominimus Autor de la entrada

      Bueno, las distinciones son hasta cierto punto borrosas. Es cierto que algunos rituales cabrían en otras áreas de responsabilidad. Tú dices que unirías la amabilidad a la espiritualidad; es posible. Yo lo he considerado más un ritual social, de “vinculación”. Pero podría ser perfectamente uno espiritual.
      En cuanto al Sabbath, ocurre lo mismo, lo he incluido en mis rituales mentales, pero quizá debería estar en el apartado de espiritualidad.
      Mi ritual de Sabbath es muy cercano al Shabbat de los judíos: un día (o un periodo de varias horas en mi caso) a la semana que dedico a NO HACER ABSOLUTAMENTE NADA y descansar de la corriente de acciones y metas cotidianas. Es un tiempo de recogimiento e introspección en el que no tengo ninguna meta ni persigo ningún objetivo. Suelen ser periodos de integración y muy reparadores que duran entre 4 y 24 horas.

      Responder
  3. Aurelio Moya García (@amoyag)

    Me parece muy interesante este sistema de evaluación y seguimiento del cumplimiento de los hábitos que quieres implantar en tu vida. Me gustaría conocer más sobre cada uno de estos hábitos, ¿cómo están definidos y qué acciones concretas incluyen?.
    Por otro lado, muchos consejos y estrategias sobre la creación de hábitos destacan la importancia de centrarse sólo en uno hasta que esté bien implantado, hasta que sea algo automático. ¿Por qué estás implantando tantos hábitos en paralelo?.

    Responder
    1. homominimus Autor de la entrada

      En teoría, ya están implantados; pero como ves, con un éxito desigual.
      Recomiendo implantar los rituales de uno en uno y dedicar un mínimo de 2 meses para cada uno.
      Sobre el detalle de cada uno de mis rituales con sus condiciones de cumplimiento y sus disparadores podría escribir un artículo próximamente.

      Responder
  4. atilos

    Benjamin Franklin fue pionero (que se sepa) en las tablas de organización personal con seguimiento diario. El enfoque era pulir sus defectos morales. Homo Minimus nos presenta una versión siglo XXI que seguro que le gustaría a BF. Se observa un equilibrio entre lo físico, lo mental-intelectual-trabajo, y lo espiritual en un sentido meditativo-Mindfulness potenciando el “aquí” y “ahora” que engarza con muchas ideas yóguicas y meditativas de todas las escuelas. Seguro que tal diseño da unos excelentes resultados de productividad y bienestar. Enhorabuena.

    Responder
    1. homominimus Autor de la entrada

      El sistema de Franklin estaba basado en virtudes más que en rituales. Y en vez de marcar los cumplimientos marcaba las faltas. Por ejemplo, algunas de sus virtudes eran laboriosidad, moderación, frugalidad, etc. Cuando cometía una falta contra alguna de esas virtudes anotaba un punto en rojo en la casilla del día. El tenía una plantilla de virtudes conteniendo todas ellas, pero durante una semana cualquiera se centraba en una sola virtud. Tenía una decena de virtudes y semana a semana se iba centrando en cada una de ellas aunque anotaba diariamente las faltas en todas. Obtenía placer de ver que con el tiempo los puntos rojos iban desapareciendo y aumentaba su motivación.

      Mi sistema está basado en rituales, es más concreto; son acciones específicas con disparadores concretos que me ayudan a cumplirlos. Es también más positivo en el sentido de que apunto a hacer algo más que a evitar algo. Tiene menos alcance, porque no contempla el conjunto de mis actividades, pero tengo la esperanza de que haciendo determinadas acciones buenas anime el hacer otras similares o en la misma línea.

      Responder
  5. Jaime

    Hola amigos. Estoy intentando registrarme. No sé si estoy torpe o la página es demasiado minimalista. Saludos a todos, Jaime.

    Responder
    1. homominimus Autor de la entrada

      Quizá sea muy minimalista. Pero si te fijas, cuando escribes un comentario, existe la posibilidad de suscribirte marcando un cuadro al efecto debajo del mensaje.
      ¡Gracias por el interés!

      (si todavía no puedes, escribe a homominimus@hotmail.com y veremos qué puedo hacer)

      Responder
      1. Jaime

        Parece que no se ha publicado mi mensaje. Lo volveré a escribir.

        Justo lo que buscaba. Coincido con el artículo. Permíteme añadir una sugerencia.

        Como la voluntad es débil, necesitamos crear hábitos para avanzar.
        Para crear hábitos debemos usar el control diario y el compromiso público.
        Para el control diario yo utilizo la cadena de Seinfeld.
        Para el compromiso público, a falta de un grupo real podemos utilizar un grupo virtual, por ejemplo este. Lo ideal sería que en la página hubiese un sitio donde colgar el compromiso de cada uno, otro lugar donde colgar un informe semanal de la marcha del trabajo y otro lugar para hacer comentarios de apoyo y retroalimentación.

        La página es muy buena, está llena de ideas, pero lo importante es trabajar. Con un solo objetivo tenemos tarea de sobra. Yo me he propuesto tirar cinco cosas cada día y desde el día dos de junio no he roto la cadena de cumplimiento.

        Saludos a todos, Jaime.

        Responder
        1. homominimus Autor de la entrada

          Excelente.¡Bien por tu único objetivo!

          Propuestas para hacer tu compromismo público:

          – Escribe en la página de comentarios cuando quieras la evolución de tu metas. Al menos yo lo veré.
          – Hazlo público con tres conocidos de carne y hueso.
          – Crea un blog donde sólo escribas tu compromiso y tu evolución y permitas que la gente comente. Te llevará 5′ en blogspot o en wordpress.
          – Más fácil que un blog: usa twitter para difundir tus avances. O facebook si tienes facebook. O mensajes cortos a una lista de amigos que accedan a colaborar en tu compromiso público, si tienes móvil.

          Coincido en que lo importante es trabajar sobre las ideas, sobre todo sin son buenas. Pero como en principio no podemos saber si las ideas son buenas, hay que testarlas y ver si funcionan.

          Si lees inglés, el mejor lugar para aprender cómo formar un hábito es: http://6changes.com/

          Si lees español, sigue leyendo este blog y haz comentarios-críticas-preguntas siempre que quieras. Es también una forma de mantener activo tu compromiso con el cambio. Yo me comprometo contigo a responder y comentar.

          Saludos.

          Responder
  6. Gabriel

    Increíble Homo minimus, no salgo de mi asombro, conozco tu página desde apenas un par de semanas y curiosamente llevaba más de un mes dando vueltas a cómo crear “una tabla de crecimiento integral” y de repente me das infinitud de consejos y claves que acabo de leer…seguro que coincidirás conmigo que las casualidades no existen pero sí las causalidades…Gracias por tu magnífico blog que nos sirve de inspiración a muchos.

    Responder
    1. homominimus Autor de la entrada

      Exacto, creo en las causalidades y también en aprovechar las casualidades que suelen aparecer en el camino.
      El miércoles voy a publicar un artículo con el detalle de mis rituales. Quizá te puedan servir de inspiración para crear los tuyos propios.

      Aprovecho para animarte a ti y a los lectores interesados a que expongan dudas-comentarios-críticas-preguntas-loquesea. Intento que los artículos no sean demasiado grandes y por eso no digo todo lo que podría decir, aguardando a que alguien haga algún comentario para poder explicarme mejor y extenderme en los comentarios (aquí sigo el “principio de complejidad por capas”: el artículo es una primera capa de información que puede extenderse todo lo que quieras luego en los comentarios).

      Una de las razones de existencia del blog es que NECESITO interacción para aprender y refinar mis ideas; si no, esto es una mera exposición.

      Gracias a ti por la lectura y los ánimos.

      Responder
  7. Alina

    Yo también creo en las causalidades y que TODO efecto tiene su causa.(Mayor parte de nuestros pensamientos a lo largo del día dan vueltas buscando causas de algo…) Pero me parece que el tema no tiene mucho que ver con el minimalismo existencial, si no, sería interesante que tu lo desarrollases y que nosotros lo comentemos 🙂

    Responder
  8. Luis José

    ¡Flipa colega! – como diría Burt Simpson. Impresionante cómo llevas el control de tus hábitos.
    No se si existe una web para llevar un control como éste, pero estaría bien; además se podrían compartir resultados, consejos, etc.
    El dominio trackyourhabits.com está libre 😉

    Responder
    1. homominimus Autor de la entrada

      En español, no conozco ninguna, pero como te puedes imaginar en inglés… muchas.
      Una de mis preferidas: Joe’s Goals en http://www.joesgoals.com/
      Es un sistema de seguimiento basado en web, sin programas que bajarse. Permite hacer seguimiento tanto de hábitos positivos como de negativos; esto es, para dejar malos hábitos. Además, te permite compartir los resultados con familia y amigos.
      ¡Me has dado una idea para un artículo!

      Responder
  9. Jaime

    Yo creo que un sistema de control con porcentajes es una invitación para no cumplir al 100 % y por tanto peligroso para los flojos. Cuando el objetivo está a mi alcance creo que me conviene más un sistema de todo o nada, donde está “prohibido romper la cadena”.
    Pero seguramente habrá objetivos que se adapten mejor a un sistema con porcentajes y el estímulo consistirá en ir aumentándolos.

    Responder
    1. homominimus Autor de la entrada

      De acuerdo, cuando estás formando un hábito, nada de porcentajes sino que tienes que apuntar a hacer un montón de días seguidos (40-50 días) . No suele pasar nada si un día fallas, pero hay que evitar que se acumulen varios fallos seguidos. Tu método Seinfeld o método de la cadena es muy adecuado, pero más que un método es una técnica que puede ayudarte a formar el hábito. Creo que se necesitan más ideas y técnicas complementarias para formar un verdadero método.

      Y por supuesto, un hábito cada vez. Repito, mi sistema de 11 rituales es un sistema de seguimiento de rituales, no estrictamente de formación de hábitos. Es una especie de panel de control que me permite equilibrar las distintas áreas vitales y hacerme una idea objetiva de ese equilibrio. Creo que es un híbrido entre un sistema Seinfeld de formación de hábitos y el sistema de las 13 virtudes de Ben Franklin.

      Responder
  10. Andrea

    Me resulta de lo más inspirador tu blog. Tu cuadro de seguimiento me estresa de sólo mirarlo. Qué curioso, yo estoy tratando de seguir el camino inverso, el de abandonar todo control (bah, no me sale tan bien tampoco)

    Responder
    1. homominimus Autor de la entrada

      A mí me parece también un poco complejo o enrevesado. Me gustaría que fuera más sencillo, idealmente que esos aspectos de mi comportamiento fueran una segunda naturaleza. En gran parte lo están, pero tampoco me gusta vivir en piloto automático. No sé… es complicado.

      Responder
      1. Andrea

        ah, qué difícil el equilibrio. No sé todavía como encontrar lo. No logro todavía “comprehender” cómo lograr ciertos objetivos sin cierta medida de control. Pero siempre he tendido a ser hipercontroladora, y muy bien no me ha ido, je. Saludos, seguiré visitando tu blog que me parece genial. Como ya te escribí antes, me inspiras!

        Responder
  11. Pingback: Detalle de mis rituales a 28.9.11 « Homo Minimus

  12. Pingback: Revisión rituales septiembre « Homo Minimus

  13. Eduardo

    Felicitaciones Mariano, para mi lo importante es hacer evaluación, y no tanto cómo sean los resultados. Evaluación y Seguimiento (M&E) eso tan necesario y tan poco en uso.

    Responder
    1. homominimus Autor de la entrada

      Lo esencial es revisar lo que haces y modificar lo que no te guste. La evaluación es una forma de concretar un poco más lo que me acerco o alejo a mi ideal y tener una referencia objetiva. Lo que se mide es más fácil controlarlo.

      Responder
  14. J

    Ufff 220 pomodoros son muchos pomodoros! yo he conseguido llegar a 180 mensuales, y ya me parece bastante, aunque realmente es algo que depende del contexto de cada uno.

    Responder
    1. homominimus Autor de la entrada

      Totalmente de acuerdo: cualquier referencia que uno se marque ha de estar adaptada a las circunstancias personales. Hay que evitar las comparaciones; no porque sean odiosas, sino porque son engañosas. Las referencias han de ser siempre personales. La comparación con otros puede servir para hacerse consciente de lo que es posible y quizá para inspirarse, pero con la precaución de antes determinar si esas referencias externas se adaptan a los valores propios, prioridades y metas.

      Responder
  15. Julio Ortiz Gonzalez

    Comentario aparte, si miramos como panel control cada uno de tus rituales sería un KPI. volviendo al tema principal, desconzco si usas GTD o no, pero me gusaría saber cuanto tiempo te demanda y cuanta mentalmente registrar cada uno de los rituales y sobre todo pomodoros (supongo que son ejecuciones dede una tarea durante 25 minutos).. yo uso GTD para avanzar mis acciones y proyectos, tambien registro mis gastos guardando boletas, grabando notas de voz cuando pago en efectivo cuando estoy en la calle.. pero me temo para registrar los datos para formar este panel de control, me parece que requiere mucho mas tiempo, quizas 3 horas diarias?

    Responder
    1. homominimus Autor de la entrada

      Requiere unos 3 minutos diarios. En la revisión diaria, al final del día, repaso los rituales y marco una cruz indicando si lo he cumplido o no; esto me sirve como ayuda para repasar el día.
      Creo que la analogía con los KPI es bastante correcta, porque si cumplo consistentemetne los rituales las principales áreas de mi vida van con toda seguridad bien.
      Hay un artículo después de éste en el que muestro la plantilla de rituales diaria. Al final del mes, saco la estadística y obtengo el cuadro que has visto: https://homominimus.com/2011/10/02/revision-rituales-septiembre/
      Los pomodoros son de 25 minutos, sí.
      También uso GTD con algunas variaciones obtenidas de ZTD (Zen to Done) de Leo Babauta y algunos cambios idiosincráticos. [Más detalles en un comentario mío en el Gachupas: http://elgachupas.com/gtd-un-kaizen-personal/%5D

      Responder
  16. Pingback: Buscando la productividad

Si comentas recibirás treinta latigazos; si no comentas recibirás treinta latigazos.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s