13 pensamientos en “Regla de oro de la conversación

    1. OPINO

      Hay incluso una regla superior a esta, si se me permite la osadía:

      Cuando lo que has de pensar sea doloroso, para ti o para otros, ruin o, sencillamente, de baja calidad, el NO PENSAR se vuelve más que necesario, terapéutico.

      Pensar es producir. No produzcas, a menos que lo que ha de salir de tu factoría mental, sea de excelente calidad.

      De lo contrario, es mejor callar mentalmente: NO CONTAMINAR(TE).

      Responder
  1. homominimus Autor de la entrada

    Alquimista oscuro, a diferencia de otros lectores ‘durmientes’ del blog (es decir, leen los artículos pero no escriben comentarios) que no creen poder mejorar el silencio, ha hecho un comentario en blanco que es todo menos silencioso. Hasta el mismo silencio puede ser un acto de comunicación.
    Yo lo interpreto como un mensaje irónico lleno de complicidad y una confirmación de su presencia.

    Moraleja: no podemos no comunicar.

    Corolario a la moraleja: el silencio usado estratégicamente puede estar tan lleno de sentido y expresividad como el discurso verbal.

    Responder
  2. Pingback: Homo Minimus

  3. sonja

    buscaba una rana saltando..
    me encontré de frente con el minimalismo embotellado en este blog…
    necesito urgentemente tomarme un trago.
    gracias
    imposible imaginar que una persona tan maximal empiece…de una vez … a caminar a otro ritmo.
    vivir para ver..pero VIVIR.
    un abrazo desde el alma, no puedo menos por ahora.
    ya.

    Responder
    1. homominimus Autor de la entrada

      Pues eres un poco como Alicia, que encontró el País de las Maravillas persiguiendo a un conejo que se escondía en una madriguera.
      Es más divertido encontrar el minimalismo existencial buscando a una rana que salta.
      Bienvenido seas.

      Responder
  4. Pingback: Regla de la opinión en la conversación « Homo Minimus

  5. Pingback: Terapia de choque « Homo Minimus

  6. horatiux

    Caramba, qué coincidencia….! Yo también buscaba una rana saltando y de pronto me encontré esta joya en formato blog. Raro es que me anote en algún blog, pero este es, cómo decirlo, algo especial. O quizás tal vez sea parte de celebrar los fracasos, estando en este 31 de diciembre a solas con mi mundo virtual…. Necesidades de encontrar algunas claves minimalistas para un mundo demasiado complejo que hace ya algún tiempo comenzó a deshilacharse… Demasiadas coincidencias. Enhorabuena Homo Minimus, y felicitaciones por los contenidos.

    Responder
    1. homominimus Autor de la entrada

      Un placer tenerte por aquí, mi humilde morada. Te deseo un feliz año 2013. Todos los inicios son hermosos. Y siempre es bueno poner el contador a cero.
      Un abrazo.

      Responder
  7. Marvin martinez

    como me gustaría tener mucha ayuda para mejorar en mi desempeño y en lo que se refiere a lo social

    Responder

Si comentas recibirás treinta latigazos; si no comentas recibirás treinta latigazos.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s