Un sitio para cada cosa y cada cosa en su sitio

Regla

Cada vez que acabo de usar algo lo devuelvo a su sitio. Todo objeto tiene un hogar al que pertenece.

Esta es una regla mínima, tradicional, de la organización personal. Está relacionada con el refrán: “Ojos que no ven, corazón que no siente” o el más físico “Out of sight, out of mind” del inglés (fuera de vista, fuera de la mente). Todo lo que queda fuera del campo visual deja de ser una fuente de distracciones.

Justificación

Cualquier elemento físico de tu entorno no sólo ocupa espacio. También ocupa tiempo, aunque sea en el breve lapso  en que le prestas atención. De la misma manera que hablábamos de Habitación minimalista de la conciencia, también podemos hablar de habitaciones minimalistas de nuestra casa.

Podríamos visualizar cada elemento material como un sumidero de energía o como un lugar de estancamiento de energía mental. Si reducimos las cosas a la vista, devolviéndolas al lugar al que pertenecen, su hogar,  permitimos que la energía psíquica quede libre y vuelva a circular.

Si cada componente de tu habitación tiene un hogar te es más fácil localizarlo cuando lo estés buscando.

Aplicación

  1. Mira a tu alrededor: ¿qué tres cosas no están en su lugar? Colócalas en su sitio, y si no  lo tienen, búscales “un hogar” y déjalas en él (esto es lo que acabo de hacer con un vaso que estaba encima de la mesa, un reloj y un paquete de pañuelos).  Recomendación: sólo tres cosas a la vez. No más. No menos. Hay una justificación para ello. Lo aprendí de Ernest Hemingway. Escribiré sobre ello más adelante.
  2. Empieza pequeño, usando el principio del Kaizen. Sería inasumible que intentaras en una tarde (o en una semana) dar un hogar a todos los objetos de tu casa. Empieza por una mesa o por una repisa en la cocina. Luego, sucesivamente, día tras día, sigue haciéndolo con el resto de las superficies de tus habitaciones -es el lugar donde suelen acumularse más trastos y estancarse la energía-. Quizá te lleve semanas. Está bien.
  3. Observa y toma nota de la reducción de la agitación mental. Disfruta de  la creciente calma que genera un entorno físico libre de elementos físicos y distracciones que te permite enfocarte en una cosa cada vez. Este sentimiento te motivará a continuar. Llegará un momento en que te preguntes cómo pudo ser posible que alguna vez vivieras en un entorno  lleno de cosas.
  4. Esta regla se complementa muy bien con una política general de reducción de objetos. Cuantos menos, menos necesidad de almacenarlos, organizarlos y gestionarlos.  Próximamente comenzaré un proyecto de reducción a sólo 100 pertenencias personales.

[Si te gustó este artículo de Homo Minimus, puedes recibir más sobre estilo de vida minimalista cómodamente por e-mail inscribiéndote en el botón de arriba a la derecha]

4 pensamientos en “Un sitio para cada cosa y cada cosa en su sitio

  1. ali

    Hola, te leo bastante, pero nunca te había escrito. Gracias por este artículo. Vivo en una casa repletaaaa!!! de cosas. Mi marido junta todo lo que encuentra, todo “puede llegar a necesitarlo alguna vez” según su dicho. A eso le sumo los recuerdos y muebles de su madre, estamos atestados de muebles y cuando miro a mi alrededor hagos esas pasadas como hacen las camaras de las películas y veo que no tengo una sola pared libre de cosas, me siento ahogada en medio de tantos muebles, adornos, espejos!!. cuando estoy en un lugar/ambiente abierto, realmente cierto, como vos decís, que se siente la calma y como que todo fluye en ese espacio físico más abierto.
    Con más tiempo me gustaría contarte las cosas que he puesto en práctica para reducir mis pertenencias (las de mi marido, imposible!! jajajaaa). Buenos Aires-Argentina

    Responder
  2. viridiana urbano

    Ola te escribo desde macuspana tabasco, en mi casa hay un poco de desorden a mi mama le gusta acumular cosas y cuando hacemos limpieza general vuelve a dejar las cosas en su lugar pues dice que algun dia laS puede utilizar y no me dejA tirar nadaaa ayudenmee por favoor a remodelar mi casa

    Responder
  3. alejandra piña

    que buen articulo es la primera vez que me encuentro esta pagina y que bien esta felicidades. yo tiro todo lo que esta de mas en mi casa ya que es muy pequeña pero mi marido no el piensa que lo va a necesitar algun dia asi que me tengo que adaptar jajajajaa

    Responder

Si comentas recibirás treinta latigazos; si no comentas recibirás treinta latigazos.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s