Stay hungry, stay foolish

Me parece sorprendente el que  alguien pueda decir algo tan importante y tan profundo en  tan solo 14 minutos y 33 segundos. Pocas veces he visto una combinación tan espectacular de intensidad, simplicidad, potencia narrativa y significado.

Antes de seguir leyendo este artículo te recomiendo que veas el video del discurso de  inauguración del curso 2005, que dio Steve Jobs, el fundador de Apple, en la universidad de Stanford.

Steve Jobs usa tres historias para transmitir vívidamente tres mensajes fundamentales:

  • La historia de su nacimiento, adopción  y su tiempo en la universidad: conectando puntos,   el significado y transcendencia de muchos sucesos y actividades de la vida  sólo se puede ver retrospectivamente.  Hay que confiar en la intuición, en el corazón.
  • Despido de Apple después de haber fundado la compañía:  los reveses en la vida son bendiciones disfrazadas de problemas. Tienes que amar lo que haces.  Seguid  buscando, no os conforméis.
  • Enfermedad, perspectivas de la muerte, supervivencia: ya estamos desnudos. La muerte relativiza todo y nos puede hacer ser más audaces.  La muerte es el agente del cambio, es la mejor invención de la vida. El tiempo es limitado, no debemos malgastarlo viviendo la vida de otros. Al final, conecta  y resume las tres historias: intuición, corazón-amor y muerte-destino. Hay que seguir el corazón y la intuición.  “El resto es secundario”.

Por último, cuenta la historia de The Whole Earth Catalogue, el antecedente en papel de Google.  Emplea la historia de estos idealistas para transmitir el mensaje final: “Stay hungry, stay foolish”,  “seguid hambrientos, seguid alocados”.

4 pensamientos en “Stay hungry, stay foolish

  1. Pingback: Memento mori « Homo Minimus

  2. Alina

    Firmaria con dos manos bajo las palabras de Steve Jobs. Porque tuve una experiencia muy similar. Pasar por el umbral de la muerte y vuelta a la VIDA de una manera “milagrosa”.(cancer de huesos con el prognostico de 6 meses de vida)La vision de las cosas cambia completamente despues de una experiencia asi. Creo que pasar por ello fue como una catarsis, e igual como el Steve Jobs, me dejo guiar por el “corazon” APRENDIENDO y VIVIENDO la VIDA y siendo feliz por ello. Que mas se puede pedir…
    Gracias Homo Minimus, por compartir estas cosas con nosotros.
    Besos.

    Responder
  3. Pingback: Puntillismo minimalista | Homo Minimus

  4. Pingback: La letra que se le cayó a la inspiración | Homo Minimus

Si comentas recibirás treinta latigazos; si no comentas recibirás treinta latigazos.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s