El poder de la no acción

Sentado tranquilo, haciendo nada; la primavera llega y el pasto crece por sí solo.

-Poema Zen.

 Ejemplos:

  • Inversiones en piloto automático. Decido invertir a largo plazo en una combinación de renta fija y variable convenientemente diversificada y dejo que el poder del interés compuesto actúe durante 10, 20 ó 30 años. No me preocupo de seguir el curso de las inversiones, sólo de la proporción entre fija y variable a lo largo de mi ciclo vital. Reviso mis inversiones una vez al año y me olvido mientras tanto. Las crisis y las burbujas me traen al pairo.
  • Estoy en medio de un proyecto creativo. Estoy saturado de información y parece que no avanzo en el proyecto. Me tomo el día libre y me voy a pasear y a comer con un amigo y  charlar de cualquier cosa. Doy tiempo para la incubación, el inconsciente seguirá trabajando detrás del telón de la conciencia y seguramente me sorprenderá con nuevas y frescas ideas cuando retome el trabajo.
  • El problema en el que estoy pensando  no tiene solución. Por lo tanto no es ya más un problema. Me adapto y sigo hacia adelante sin hacer ya nada más respecto a ese antiguo problema.
  • Medito treinta minutos esta mañana. El mundo interno y externo sigue girando, yo simplemente me tumbo y observo su giro sin juzgar, sin querer que las cosas sean de otra manera, aceptando lo que hay en este momento.
  • Tengo una palabra en la punta de la lengua. No me sale. Desisto, me rindo, lo dejo, «ya me vendrá… si quiere venir». Dos minutos después, cuando estoy en otra cosa, me viene espontáneamente a la cabeza.

 Don’t do it. Just sit down!

-Homo Minimus.

 

7 comentarios sobre “El poder de la no acción

  1. Sentado al volante sin hacer nada, la curva llega y el accidente se produce por sí sólo. Los automatismos no me parecen una forma de no hacer nada, sino de solucionar los problemas de forma general y no específica en una interesante economía de escalas. Comparto el principio básico aunque su aplicación es peligrosa: «las crisis me traen al pairo». ¿Que porcentaje de caida de valores podría aguantar una mente entrenada en el desapego?

    1. En un próximo artículo hablaré sobre finanzas minimalistas y justificaré lo de «las crisis y las burbujas me traen al pairo». No lo digo por desapego o porque no me importe perder dinero o ganar dinero o no esté interesado en mi futuro financiero. Si fuera así, no me molestaría en invertir. Lo digo porque hay una cierta filosofía de la inversión en la que no se necesita realizar un seguimiento ni análisis de valores particulares ni conocer tendencias, expectativas o adivinar lo que pasará con el mercado en este año o en el siguiente. En un cierto sentido significa llevar tus inversiones en piloto automático y significa no hacer nada después de haber pensado un mínimo y haber hecho algo. El piloto humano sólo tiene que estar atento cuando despega (invierte en primer lugar) y más o menos cada año cuando en función de la edad y su perfil de riesgo revisa la proporción de renta fija y variable. Por lo tanto, en esa forma de inversión minimalista el seguimiento es mínimo y equivale casi a «no hacer nada».

      1. Me está interesando el minimalismo y los fondos indexados 10 años después de que ya se dejará constancia en este blog de todo esto…

        Durante esta cuarentena he descubierto muchas cosas interesantes cómo este blog. Otras no tanto pero que son importantes cómo el tema de los fondos indexados, el interés compuesto y todo eso que me parece tedioso pero es también útil y necesario.

        Cuando he leído lo de «el poder de la acción» me ha venido a la cabeza «wu wei»:

        Wu wei (en chino «No Acción»; tradicional: 無為; simplificado: 无为; pinyin: wúwéi ) describe un importante aspecto de la filosofía taoísta en el cual la forma más adecuada de enfrentarse a una situación es no actuar (forzar), si bien se hace mucho énfasis en la literatura taoísta en que no es lo mismo no actuar que no hacer nada. También significa «sin esfuerzo» y «crecimiento»; las plantas crecen por wu wei, es decir, no hacen esfuerzos para crecer, simplemente lo hacen. El Wu Wei sería, pues, una forma natural de hacer las cosas, sin forzarlas con artificios que desvirtúen su armonía y principio. (Wikipedia).

        Sería interesante un artículo sobre el wu wei ya que en internet no hay mucha información sobre esta idea, o yo no la he encontrado.

        En las pelis dónde a aparecen artes marciales tipo Kill Bill, al principio el maestro enseña a la alumna a romper una madera de un golpe con el lado de la mano. La alumna se hace un daño que flipas pues la madera está muy dura. Con el tiempo y la práctica logra partir la madera y no hacerse daño. Aprende a emplear la fuerza justa en el lugar justo para conseguir su objetivo. Vendría a ser un «sin esfuerzo», o de forma natural…

        Se que esto tiene tela de vuelta… pero no se darle más profundidad. Me gustaría que me ayudaras.

        Gracias.

        Luna

        1. Veré qué puedo hacer. No sé mucho del Wu Wei, oí algo a través de Rober Sánchez. Sí que tengo más conocimiento de Wabi-sabi, un sentimiento-concepto interesante japonés sobre la imperfección de las cosas y la serena aceptación. Veré si puedo explorar el tema más adelante.
          Me has recordado lo de las finanzas minimalistas y los fondos indexados; no quiero dar consejos tan específicos sobre ese tema, pero quizá podría también escribir algo al respetcto. Los ETFs también son una buena opción.

  2. Es muy interesante eso de dejar trabajar al inconsciente.
    A veces, cuando se me resiste un problema o me quedo atrancado en un artículo, doy una especie de «orden» a mi cerebro antes de acostarme, pidiéndole que piense sobre el tema.
    Al día siguiente, resuelvo el problema sin esfuerzo, como si hubiera estado toda la noche trabando en él y sólo quedara «pasar a limpio» ese trabajo.
    No sé cómo pero funciona.

Responder a homominimus Cancelar respuesta