Tercera semana experimento desconexión digital

Muchos son los llamados y pocos los elegidos.

 

 

Serie Experimento desconexión digital:

17 comentarios sobre “Tercera semana experimento desconexión digital

  1. Esta semana ha sido un poco peor en comparación con las anteriores.

    Noto que el cansancio acumulado de todo el año empieza a apretar (necesito vacaciones) y creo que eso hace que mi voluntad sea más débil.

    Sigo sin entrar en Twitter ni sentir necesidad de ello. Con YouTube, en cambio, es otra cosa. Es mi evasión favorita. Esta semana no aguanté hasta el viernes. El jueves por la noche, notablemente cansada, entré para distraerme durante 42 minutos.

    Los fines de semana alterno el tiempo productivo ante el ordenador para estudiar y el uso plataformas altamente distractoras (durante menos tiempo) para descansos. Ahora la aplicación Rescue Time me ayuda a tener datos objetivos para tener un rastro fidedigno del tiempo que paso online.

    Pese a notar más cansancio por falta de ocio y descanso, dado que estudio y trabajo a la vez, no he tenido que llegar a aplicar ninguna medida radical como bloquear determinadas páginas webs ni nada similar. Creo que una vez pasados los exámenes descansaré más de la tecnología y podré hacer una desconexión digital más provechosa los fines de semana.

    1. Gracias, Cristina, una vez más, por tus comentarios.
      Todos tenemos altos y bajos, es como cuando meditamos: de cuando en cuando uno se olvida de la intención de fijar la mente en un objeto, pero pronto se da cuenta y vuelve (de manera amable y sin hacerse críticas) al objeto. En este caso, el objeto es hacer un uso más racional y deliberado de los medios digitales.

  2. Esta semana medí mi tiempo diario de uso del teléfono y no he superado la hora y media, ni siquiera durante los dos días feriados. Sigo intentando limitar la entrada a sitios web sobre noticias y similares. Esta semana estuve bastante autocontrolada, con excepción de una tarde en que usé mi tiempo de descanso para perderme en la web.
    Me siento con fuerzas para afrontar la última semanita del desafío.

  3. Esta semana he estado fuera de mi ambiente así que no puedo valorarla de igual manera que las anteriores. Estoy en casa de mis padres y no hay wifi, lo cual ayuda cuando estoy con el ordenador. El móvil no lo he usado demasiado para mi propio entretenimiento, ha sido más bien para consultar lo que mis padres querían que les buscase. Así que en tema desconexión estoy contenta. Eso sí, me he dado cuenta de que al final, la “necesidad” de estar entretenida me puede acabar llevando por otros derroteros.
    Entiendo que Internet y los smartphones tienen una potencia increíble para succionar nuestra atención, pero siempre han existido lo que se consideran entretenimientos que no aportan mucho, que tienen capacidad de enganchar y que no nos llevan a dedicarles más tiempo del que quizás planeamos. Estos días he estado leyendo un poco compulsivamente porque me he enganchado a una serie de libros y el hecho de querer saber lo que va a ocurrir en la historia me ha hecho pasar mucho tiempo del día inmersa en su lectura. (Eso y quizás también el estar en otro ambiente en el que la rutina cambia.) ¿Consideráis que pueda ser, al final, una actitud parecida a pasar el tiempo viendo vídeos en Youtube o saltando de Instagram a Facebook en bucle?

    Un saludo.

    1. Sí, creo que es parecido, pero la diferencia es que los libros generan menos adicción (quitando Don Quijote y otros). Yo he eliminado gran parte de las adicciones digitales, pero me sorprendo de cuando en cuando acumulando libros, leyéndolos compulsivamente, pasando de unos a otros.
      Estoy contigo que la «necesidad de estar entretenidos» y la poca tolerancia con el aburrimiento o con el «que no pase nada» o con «el aguijón de los propios pensamientos» nos lleva a buscar una salida escapista.
      Dicho esto, todavía hay grados, engancharse a Harry Potter o a ‘En busca del tiempo perdido’ no es lo mismo que engancharse a la bebida, las máquinas tragaperras o los programas del corazón en televisión.

  4. Buenas a todos. Esta semana ha ido algo mejor que la anterior, aunque no haya logrado todos mis objetivos. Las redes siguen olvidadas y YouTube, aunque no absolutamente, ha sido muy reducida al momento del desayuno. Con el tiempo libre conseguido he podido escribir, pasar tiempo con familiares y amigos, y lograr mejorar mi sueño a excepción de un día. Seguiremos mejorando.
    ¡Un saludo!

    1. Me respondo para completar lo de arriba e identificarme, el móvil me ha jugado una mala pasada. En el transcurso de estas tres semanas, y sobre todo esta última, me he dado cuenta de lo innecesario que es estar siempre «conectado» a todo para no perderte nada. La urgencia por saber cómo siguen tus 32 series favoritas esta semana, los pensamientos nocturnos de ese tío con el que coincidiste en una fiesta hace dos años o las pullas de X político. La necesidad de información y entretenimiento es muy fácil de inculcar en sociedad y reconozco que caigo muy fácilmente en ello. El experimento terminará la próxima semana, pero mi uso de las redes y la multimedia van a cambiar bastante, y cada vez a menos.

      1. Lo intentaré, por lo menos. Ya he confirmado que pasaba demasiado tiempo en redes, y poder redireccionar todas esas horas a proyectos más productivos es un paso adelante.

  5. Hola, sí, aquí sigo, la semana dos todo continuo como en la semana 1, no hubo mucha novedad. Esta tercer semana ha estado mas complicada, en cuanto comienza a subir un poco la presión(por ejemplo en el trabajo) comienzo a sentir la necesidad de implementar el, como tu dices, «escapismo», me ha estado ayudando pensar eso en la semana cada que me quiero sumergir ¿Porque quiero escapar? o ¿De que quiero escapar? bastante rudo el asunto; el twitter no lo he extrañado, pero no meterme a paginas a ver noticias ha sido complicado,cuando quiero saber de alguna noticia en especifico entro a alguna pagina a buscar solo esa noticia y a paginas que normalmente nunca visitaría para que no me den ganas de quedarme ahí, aun continuo con esta sensación de que al no visitar paginas de noticias no se que pasa en el mundo, aunque en realidad estoy mas tranquila.He entrado unas dos veces a Amazon y mercado libre a comprar unos libros que necesitaba para estudiar y ha sido una sensación de miedo, me vi tentada a pedirle a alguien que los comprara por mi,jeje, pero lo logre entre y salí rapidísimo. Por ultimo logre ponerme a leer en el transporte,me ayudo mucho hacerme de un libro de papel.

    Compañeros, los leo y me siento reflejada y acompañada, muchas gracias.

Responder a Anónimo Cancelar respuesta