Mis metas para este blog

Este es un artículo que en el momento de escribirse tiene baja probabilidad de ser publicado. Al comienzo del 2013, en la planificación del 2013, me propuse varias metas para el año. Había dos en relación a este blog. 

meta

Las metas tomaron el nombre en clave:

1000*2

  • 1000 visitas diarias 
  • 1000 suscriptores 

La primera meta se puede especificar un poco más: 1000 visitas de media diaria en la última semana del 2013.

Hay una teoría del marketing que postula que 1000 fans reales son los necesarios para que un artista pueda vivir de su trabajo. Esto puede depender del tipo de arte, pero sirve como número aproximado; no será lo mismo para un escultor que para un escritor. Pero el  orden de magnitud es correcto: 100 serían demasiados pocos; 10.000 no son necesarios para poderse ganar la vida holgadamente. 

Ambas metas son indicadores de que este blog habrá alcanzado popularidad y me pondrán más cerca de alcanzar los 1000 fans reales o seguidores fuertes.

No es necesario que mi trabajo sea bien recibido o que apunte hacia las masas. Basta con que encuentre mi audiencia, o –si soy más congruente con los principios de mi marketing minimalista— que la audiencia me encuentre a mí. He de centrarme en producir contenido de calidad y esperar que poco a poco me vaya acercando a la mágica cifra de los 1000 lectores.

Razones para no desvelar mis metas

En el principio del artículo digo que no espero publicar este artículo. Y hay varias razones para ello:

  • Siento que un objetivo cuantificado en términos de visitas y suscriptores me puede alejar del trabajo en sí. Es posible que empiece a dedicar más tiempo a pensar sobre cómo obtener lectores que a escribir contenido que merezca la pena leerse. 
  • Un objetivo tan “empresarial” rechina en el contexto de un blog minimalista. Creo que aunque puede no ser muy negativo que los lectores sepan que tengo metas de este tipo, no va a ayudar tampoco.
  • Hay un peligro de que mi motivación sufra. Si pongo el foco en algo externo –y hasta cierto punto bastante azaroso–, es probable que las recompensas que obtenga de ir acercándome al objetivo aumenten mi motivación extrínseca, pero reduzcan mi motivación intrínseca, mi disfrute del mantenimiento de un blog. 
  • Otro peligro motivacional es que el hecho de hacer pública mi determinación de alcanzar estas metas, por paradójico que parezca, reduzca el esfuerzo que dedico al blog. Me explico: es posible que el hecho de anunciar una meta genere la falsa sensación de que he dado un importante paso, de que estoy más cerca de alcanzar la meta, y paradójicamente, por pensar eso, reduzca el nivel del esfuerzo. Quizá, como dijo Nietzsche, las promesas más fuertes se hacen en silencio, y sea conveniente llevarse la mano a la boca antes de airear nuestras intenciones. El silencio forma parte de la fuerza de la promesa. Mi promesa no es conseguir la meta, sino el esforzarme al máximo por lograrla. 

8 pensamientos en “Mis metas para este blog

  1. Alan Furth

    Creo que haces bien en publicarlo, es una preocupación importante y entendible. Y creo que tu marketing minimalista es lo primordial. Mientras sigas produciendo contenido de calidad y construyendo *relaciones* como resultado del mismo, no solo seguirás disfrutando intensamente del proceso, sino que todo lo demás irá sucediendo más temprano que tarde (guau, sonó bastante sermonero, como si fuese un “experto” 😀 pero sabes que te hablo como compañero de viaje…)

    Responder
  2. Ivan Entusiasmado (@Entusiasmadocom)

    Un objetivo muy ambicioso, desde luego, pero viendo los últimos éxitos creo que puedes conseguirlos. El blog desde luego tiene calidad para 1000 y para 10000.
    Lo que no me gusta es la palabra fan. Me recuerda a las quinceañeras que se declaran fans de Justin Bieber. Por suerte tú no cantas.
    Quizá al igual que has expuesto las razones para no publicarlo, deberías exponer las razones para hacerlo. O no, No lo sé,
    En todo caso el deseo de querer que el blog crezca es algo común a todos los que escribimos. El que lo niegue o miente o miente. Y creo que te honra el reconocerlo.
    Un saludo.

    Responder

Si comentas recibirás treinta latigazos; si no comentas recibirás treinta latigazos.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s