¿Qué haría Homo Mínimus?

Tras tantos años escribiendo en este blog, era previsible que tarde o temprano tropezara,  me acometiera la desazón, me atacaran las dudas y quisiera tirar todo por la borda.

A veces la vida te toma por sorpresa y te golpea sin piedad cuando menos lo esperas. Te creías inmune a ciertas debilidades, por encima de ciertas tentaciones, protegido de las tempestades…; pero desgraciadamente  todo esto acaba un aciago día  y quedas desnudo, inerme y derrotado por tu propia estupidez y tu soberbia, naufragando, una vez más, ante la sonora carcajada de los dioses.

Sin embargo,  ahora que me arrastro en el cieno, intentando levantar la cabeza y no ahogarme, me encuentro con que poseo recursos y dones, algunos inesperados,  acopiados lentamente a lo largo de años prescribiendo sabios y certeros consejos:

Cuando el camino se hace díficil, cuando la vida aprieta y amenaza ahogarme, cuando paseo mi triste estampa en la noche oscura del alma y no sé qué rumbo tomar,  siempre puedo hacerme esta pregunta:

¿Qué haría Homo Mínimus?

12 comentarios sobre “¿Qué haría Homo Mínimus?

  1. Como homo, insistiría. Como mínimus, lo justo. No te preocupes, porque un descanso es la mejor manera de recuperar fuerzas (de hecho, la única). Después lo tendrás más claro.

    Por cierto, aprovecho para sugerir que Homo Mínimus, como buen sapiens, tal vez se reconozca mejor como “mínimus”, así, en minúscula.

    Me gusta

  2. En esa situación estuve yo…y me dije: maestro ¡Cúrate a ti mismo! Y comencé a releer mi antiguos escritos, pero como es muy aburrido y algo masturbatorio, pensé en cubrir varios objetivos: auto-promoción, lectura y corrección.
    He abierto en Facebook dos páginas y hasta me he unido a un grupo, no es que face me guste su interrelación, pero me apeteció probar. El resultado es una página de minimalismo con 600 seguidores en menos de un mes, la otra de pensamientos comentados un fracaso.
    Esto me ha servido para recordar y apreciar lo ya escrito por mí y la deriva o desviaciones que hubiera ocurrido en mi persona. Me ha sorprendido (agradablemente) que no he retrocedido, sino avanzado en el minimalismo existencial.
    Por otra parte me he admirado de la calidad humana de mis escritos que me han gustado mucho más que cuando los escribí entonces y los comentarios de los amigos todos ellos muy sustanciosos.
    El balance es tan positivo que no considero un fracaso la década pasada; al revés es todo un éxito. Mi ánimo tiene en estos momentos un “chute” de optimismo tal que hasta estoy pensando en volver como era antes…
    Aunque ahora en mis “Comentarios comentados” están trufados de sabia filosofía minimalista contrastados con mis años de vida, no sé si ésta filosofía calará en mis seguidores.
    Estoy esperando esperanzado a que vuelva a ser inspirado en el porvenir como lo fui anteriormente.
    Creo que este enlace es el de la página, pero no estoy seguro: https://www.facebook.com/Minimalismo-339929803439938/?modal=admin_todo_tour
    por si alguno tiene curiosidad por ello.

    Siempre estoy al día de tus escritos amigo mío, pues eres un referente para mi en el minimalismo y en muchas otras cosas. Te mando un gran abrazo virtual
    Alberto Antonio “Ávalon”

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s