Podcast sobre minimalismo y creatividad con Anca Balaj

Este es el segundo episodio del podcast de Homo Mínimus.

Entrevisto a Anca Balaj,   escribujante y experta en creatividad. Nuestra invitada es una persona singular que conocí en el Proyecto 52 comidas. Entre sus hazañas, figura la de retirarse dos años a una cabaña en los bosques de Rumanía, a la manera de  Henry David Thoreau en Walden.

Postales creatividad

En nuestra charla desarrollamos sus ideas  sobre la esencia de la creatividad y la personalidad creativa, su relación con el minimalismo y otros asuntos existenciales. Anca proporciona guías generales para iniciar, mantener y llevar a buen puerto proyectos creativos.

También hablamos sobre infoxicación, la avalancha de información y entretenimiento, y la necesidad de liberar espacio mental para escucharse a uno mismo y mantener el equilibrio mental.

Ir a descargar este podcast (y otros)

Enlaces interesantes relacionados:

15 pensamientos en “Podcast sobre minimalismo y creatividad con Anca Balaj

  1. Iraide Talavera

    ¡Hola, Homo Mínimus y Anca!

    Soy Iraide, del blog “Palabritis Aguda”. Para empezar, felicidades a los dos por la entrevista. La he escuchado entre ayer y hoy y me ha resultado muy amena, para nada larga porque habéis cubierto un montón de temas relacionados con el proceso creativo, su relación con el minimalismo, con la introversión, con el deseo de aprender… De hecho, me alegro muchísimo de que vaya a haber una segunda parte.

    Además, me he dado cuenta de cómo había descubierto por distintos cauces el blog de ambos, sin saber que os habíais conocido en persona, y de cómo intereses que creía desconectados (por un lado mi afición a los blogs sobre minimalismo y productividad y por otro aquellos asociados a la escritura y el proceso creativo) están muy enlazados.

    También me ha alegrado escuchar nombres como Natalie Goldberg o Edward de Bono, pues son autores que he descubierto por mi cuenta en los últimos años debido a mi afán de explorar las posibilidades de la escritura y de la creatividad.

    ¡Ah! Y me ha encantado la alusión a las páginas matutinas. En mi caso descubrí esta práctica gracias a “El camino del artista”, de Julia Cameron. Llevo con ellas desde Nochebuena y las recomiendo, me he enganchado a ello como manera de volcar mis pensamientos y entenderme mejor. Por cierto, a modo de inciso, “El camino del artista para los padres”, de la misma autora, me parece todavía mejor, y va muy entroncado con la necesidad de dar espacio y tiempo a unos niños que, como mencionabais, cada vez están sometidos a más distracciones (por culpa de sus distraídos padres, todo sea dicho ;-)).

    ¡Gracias de nuevo por este espacio de conversación compartido y saludos de otra amante de su soledad! 🙂

    Responder
    1. Homo Minimus Autor de la entrada

      Hola Iraide. Yo también he leído tu blog. Al final, el mundo es muy pequeño. O quizá Dios nos cría y nosotros nos terminamos juntando.
      Me alegra que te haya resultado amena la charla. Iba a ser solo 45 minutos, pero nos sumergimos tanto que se nos fue el santo al cielo.
      Tomo nota de tu recomendación sobre el libro de Goldberg, me parece muy apetitoso, seguro que a Anca le va a gustar mucho.
      ¿Sería posible un artículo invitado tuyo en este blog que combinara tu interés por la escritura creativa y la productividad y el minimalismo (o sobre cualquier inquietud tuya) ?
      Sería un honor para mí.
      Un cordial saludo.

      Responder
      1. Iraide Talavera

        ¡Hola, Homo Mínumus!

        Estaría encantada de participar en tu blog con un artículo en el que hablar de cómo intento conjugar esos tres intereses. ¡El honor es mío! 🙂

        Responder
        1. Homo Minimus Autor de la entrada

          Pues a tu gusto y a tu ritmo. Al día siguiente de que me lo entregues lo publico. No creo que necesitemos hablar más al respecto.

          Responder
    2. Anca Balaj

      Pues yo te acabo de descubrir y es un gusto. Veo que tenemos mucho en común y, si eres de las que se engancha a las páginas matutinas, eres de las mías. Ya estás en mi lista de feeds.
      Como dice Homo Mínimus más arriba, se nos olvidó que estábamos grabando, así que ha sido una conversación muy informal (y lo que todavía daría de sí frente a un café), es una sorpresa para mí que haya gustado y que existan personas que la escuchen ¡entera!
      Gracias y nos seguimos leyendo.

      Responder
      1. Iraide Talavera

        ¡Hola, Anca!

        Creo que ahí radica la magia de una buena entrevista, en que los implicados se olviden de que hay una grabadora e incluso de sus roles (uno que siempre pregunta y otro que debe responder). Cuando se transforma en conversación informal es mucho más interesante, porque se pasa de un tema a otro con más naturalidad, asoman tangentes inesperadas…

        El gusto es mío, estoy encantada de que existan blogs que ahonden en un tema tan interesante como la creatividad y de que haya gente que, al igual que yo, la aúne con la escritura y encuentre la inspiración en autores como Rodari, Natalie Goldberg, De Bono o Julia Cameron. 🙂

        Un abrazo, ¡y que las páginas matutinas nos acompañen!

        Iraide

        Responder
  2. Mercè

    Chic@s, gracias por la entrevista y por exponer vuestros conocimientos. Realmente ha habido algun momento de la entrevista en que más que hablar de creatividad os habéis dedicado a comentar/ criticar como es el mundo del resto de los mortales que no saben vivir sin un móvil ni respetar el silencio ni la compañía de los demás. Es así, tal cual, y veo el mundo cómo vosotros, pero a mi parecer, que es mi opinión y no tenéis que estar de acuerdo, es que sonabais un poco ‘cool/ego/guais’ porqué no hacemos lo que los demás. Es mejor lo que ya hacéis que es dar ejemplo escribiendo, viviendo a vuestra manera, escogiendo un camino y creciendo como personas. Eso para mi me sirve como modelo más que criticar que estamos poseidos por la tecnologia, y los smarts móviles. Me dais libertad para escoger y seguir a personas genuinas que deciden no juzgar si no cambiar el mundo con sus acciones. Yo tampoco tengo TV hace 5 años pero tengo otros apegos igual de terribles, y personas como vosotros y otros tanto que sigo del estilo es abrir mi mente, plantearme cosas, seguir otros modelos de vida y ser más libre cada vez.
    Por suerte la entrevista ha sido rica y ha acabado fenomenal para compensar ese momento.
    Espero que las opiniones os enriquezcan porqué es mi intención. a mi me gustáis mucho por cierto.
    Gracias!

    Responder
    1. Homo Minimus Autor de la entrada

      Mercè, gracias por el comentario. Me alegra saber que el minimalismo es una forma de ser cool, guay o mostrar distinción y estatus. La ventaja que tiene sobre otras formas de ser cool es que es mucho más barata y paradójicamente no es fácil imitarla.
      Todos juzgamos, yo juzgo, Anca juzga y tú juzgas. Si no lo hiciéramos, todo nos daría igual, seríamos relativistas y pensaríamos que todas la formas de vida son igualmente virtuosas o buenas. Eso sí, no condenamos porque no tenemos poder de hacerlo ni disposición. En resumen, “vive y deja vivir”, sí; pero eso no implica que considere igual todas las formas de vida.
      Salud.

      Responder
    2. Anca Balaj

      Hola Merce, siempre me gusta leer opiniones sinceras.
      Yo no puedo juzgar a quienes usan un smartphone porque yo misma uso uno como herramienta de trabajo, muy útil, por cierto. De hecho me encanta la tecnología, como decía en la conversación. Lo que se cuestiona en esa conversación (cuestionar sí, eso lo hago, constantemente, con todos y conmigo misma) es el uso que se da a cada una de las nuevas herramientas que aparecen y se cuestiona si ponemos los límites donde corresponde.

      Soy consciente de que en la filosofía del buenrollismo no está bien visto criticar absolutamente nada y que todo son alternativas válidas y etc. Pero si corre sangre por tus venas, si tu filosofía de vida es algo más que una postura exterior, encontrarás muchas cosas criticables y las criticarás. Con respeto, pero las criticarás. Algunos de los ejemplos que puso Homo Mínimus me parecen criticables (porque ¿cómo se puede querer a alguien y no prestarle la más mínima atención en momentos de intimidad?). No pretendamos ser asépticos con verdaderas aberraciones, como la falta de atención a los propios hijos, falta de atención que traerá consecuencias en sus vidas y su desarrollo.

      En todo caso, si de dar ejemplo se trata (es una gran responsabilidad ésta) también quiero dar ejemplo en no permanecer impasible ante formas de vivir que causan perjuicio en los seres que nos rodean, sea esto buenrollista o no. Visibilizar los problemas es el primer paso hacia la solución. Si alguien se molesta al escucharlo, puede darse por aludido, igual que yo me doy por aludida en conversaciones en las que otros critican y cuestionan hábitos míos que todavía no he cambiado. Y no pasa nada, eso es el equivalente de “una bofetada a tiempo”, solo que la bofetada se la lleva la propia inercia y se puede aprovechar para cambiar de dirección.

      Y acabo dándote las gracias por escuchar la conversación entera. No creí que fuera a escucharla nadie. Un abrazo.

      Responder
  3. atreverseacambiar

    Me meto al charco…escuché todo el podcast, me gustó bastante aunque en ciertas cosas tengo cosas que añadir y/o que refutar (si no fuera así, me habrían abducido). Con respecto a la crítica que se os hace, la verdad, será que yo soy más contundente cuando denuncio ese tipo de cosas, pero os vi comedidos. Realmente lo que yo pienso, aunque no le importe a nadie, es que la gente no es ni medio consciente de lo que están haciendo. Ayer tuve que ir al médico para hacerme varias pruebas. Estuve esperando un buen rato e hice una cosa que siempre hago cuando estoy fuera de mi mundo interno y que es uno de mis pasatiempos favoritos: observar a la gente. No había ni UNO (vale, alguna persona mayor había) sin móvil y que no estuviera pegado al móvil, incluso cuando le llamaban a consulta, se levantaba y se dirigía a dicha consulta. Me resultó bastante “gracioso” en el sentido de que en lugar de ser disimulada podía chafardear arlegremente y nadie se daba cuenta. Me impactó una niña que tendría unos 2-3 años y cuya cara se iluminaba entera por el móvil que su madre le dejó. Su hermano algo mayor tenía otro móvil. Estaban quietos sin dar por culo y la madre se veía feliz por dicho logro. Llegó la hora de irse y la niña tuvo el “berrinche der Welt” porque se le quitó su juguete. Cosa por otro lado normal. Mi reflexión fue: estamos criando una generación de idiotas. Luego me calmé y me dije, bueno, eso siempre ha sido así, no es nada nuevo. Pero no pude menos que irme con la mosca detrás de la oreja y pensar en todo eso que he leído acerca de cómo las nuevs tecnologías afecta al cerebro humano, cómo lo recablea de otra manera, cómo afecta a las relaciones sociales, y por último, el efecto sobre la vista (que por cierto, iba por eso, y tengo daño en nervio óptico. En principio dicen que eso puede ser genético y yo digo que paparruchas. Mi magufada con 0 evidencia científica aka intuición, me dice que el estar pegada a una pantalla es la clave. Hay otras, pero esta es definitiva. Algún estudio hay por ahí acerca de esto en España y los oftalmólogos estadounidenses ya empiezan a aconsejar a sus pacientes moderación. Hay controversia por eso, y es que en todo lo que tenga que ver con humanos, como no se les puede machacar y hacer papilla y tenerlos 100% controlados desde que nacen, como con otras disciplinas de las que estoy más al tanto, sacar conclusiones es poco menos que brujería).

    Total, que me preocupa que el sistema de recompensa se vea alterado de forma grave en los cerebritos de niños tan pequeños, y que de mayores no sepan buscar algo que una máquina no les va a dar y que es calor humano. Que además de sentirse bien, cura. Y con todo lo que puede ir mal en un adolescente, es para preocuparse.

    Responder
  4. Mercè

    Gracias Anca, gracias HM! Yo critico , juzgo y me quejo, y mi reto es más acción y menos queja. No lo consiguo. Tenéis que disculparme por a veces idolatraros y cuando os hacéis humanos… me decepciono. Como os dije en el anterior comentario, el tono y la extensión de las críticas se me hizo largo, sorry, así lo percebí y creo. De hecho daria para escribir un libro cada uno de nosotros si nos pusiésemos a describir el uso que se hace de los smartsphones nuestro entorno. Mi sobrino de 3 años cuando se nos estropeó el coche, nos dijo: “No tiene wifi tieta”… en fin.
    Un saludo creativo

    Responder
  5. nurnpm

    Me ha encantado vuestra charla. La historia de Anca es muy inspiradora, su proceso creativo, su forma de ser… Me habéis contagiado ese “olvidar que estáis grabando”, a mi se me olvidó que era un audio 😉, salvo porque a veces le daba a pause para anotar mis ideas inspiradas por vosotros. Gracias!

    Responder

Si comentas recibirás treinta latigazos; si no comentas recibirás treinta latigazos.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s