Encendido de velas

Son las 20:44. En solo cuatro minutos empieza el shabbat. Tengo montones de cosas que hacer; de hecho, me acabo de sentar delante del computador hace dos minutos.

Estoy tentado a trabajar dos o tres horas más. Después de todo, una golondrina no hace verano, por matar a un gato no te pueden llamar matagatos, hasta el mejor escribano echa un borrón.

No, mejor no. Ya me agitaré por todo lo que tengo que hacer el domingo.

 

640px-Shabbat_Candles

 

Deseo echar un vistazo a la eternidad.