Regla de las 3 acciones ¡AHORA!

El movimiento se demuestra andando

 –

Cuando estés atascado, haz tres acciones. Ahora mismo. ¡Ya!

Puesta en práctica

  • Han de ser pequeñas, visibles, concretas.
  • No lo pienses mucho.
  • Cada vez que acabes una, celébralo. Da-te un sonoro aplauso, por ejemplo.

Justificación

  • A veces, por condiciones externas o internas, nos sentimos desganados, bloqueados, paralizados. Esta regla te permite activar o reactivar la determinación que hubieras tomado.
  • Evitas el perfeccionismo: no hay que pensar las tres acciones mucho. Simplemente tienen que ser tres acciones en la dirección correcta. Valen las 3 primeras que te vengan a la  cabeza.
  • Es un antídoto contra la postergación.
  • Las acciones son pequeñas, quizá mínimas. Permiten aplicar el principio del Kaizen.
  • 3 acciones son fáciles de recordar.
  • 3 acciones permiten generar momentum. Con cada una de ellas irás creando momentum que podrás emplear en la siguiente acción.
  • Por insignificante que sea, una acción completada nos recuerda que tenemos margen de maniobra. Es sorprendente el poder motivador que tiene una pequeña acción de la que nos sentimos autores.
  • Con el tiempo, será más fácil emplear esta regla y reactivar rápidamente la motivación.
  • Nos  permitimos experimentar un éxito detrás de otro rápidamente.
  • Revalidamos nuestra determinación.

5 pensamientos en “Regla de las 3 acciones ¡AHORA!

  1. Jordi

    Parece mentira pero con estas 3 reglas tan simples pemiten a tu mente cargarse de energía y motivarte para seguir “haciendo”.

    ¡Muy buen artículo!

    Responder
    1. homominimus Autor de la entrada

      Creo que muchas veces es mejor moverse en busca de la inspiración en vez de esperar a que ella te encuentre. O como decía Picasso: “la inspiración existe, pero siempre te encuentra trabajando”.

      Responder
    1. homominimus Autor de la entrada

      Vaya, esta cita sí que no la conocía. Es el lema de la filosofía pragmática americana (William James, Dewey, Pierce y otros).
      Dicho esto, las reglas de las que hablo han de ser útiles en la práctica. Son reglas cuya razón de ser es que funcionan o son útiles. Así que lo mejor es ponerlas en práctica, hacer un test con cada una de ellas y comprobar si funcionan y en qué condiciones funcionan.
      Con esta regla en particular pretendo cultivar una orientación a la acción y proponer una manera sencilla de generar momentum y vencer los invariables baches en la motivación con los que todo proyecto se encuentra.

      Responder
  2. Pingback: El mágico número 3 « Homo Minimus

Si comentas recibirás treinta latigazos; si no comentas recibirás treinta latigazos.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s